A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z
A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

‚úÖ Las √ļltimas novedades

Autoay√ļdate : Tu vida es lo que t√ļ decides

Autoay√ļdate : Tu vida es lo que t√ļ decides

Patricia Ram√≠rez, la psic√≥loga autora del √©xito de ventas `Entr√©nate para la vida`, te ense√Īar√° a centrarte en lo que realmente importa.

РQué hacer para que tu pareja funcione mejor.
– C√≥mo conseguir ese sue√Īo que siempre has tenido.
РCómo superar las adversidades de la vida cotidiana.
РCómo evitar los problemas familiares.
РCómo progresar en tu trabajo.

Una y otra vez

Una y otra vez

¬ŅCrees que el amor puede superar la distancia? y el tiempo?
La esperada continuación de El tiempo entre nosotros.
Anna y Bennett mantienen una relación a larga distancia. A simple vista puede sonar normal. Pero no lo es. Anna vive en Chicago en 1995, mientras que Bennett vive en San Francisco? en 2012.
Lo lógico es que nunca se hubieran conocido, pero él tiene la capacidad de viajar en el tiempo, y al conocerse se enamoraron aunque sabían que no debían hacerlo. Lo tenían todo en contra, y aun así hallaron la manera de seguir juntos.
Sin embargo, el arreglo dista de ser perfecto. Bennett no puede permanecer en el pasado sino por breves lapsos. Cuando est√° con Anna, se pierde momentos importantes de su propio presente. Pero ambos conf√≠an en que podr√°n hacerlo funcionar? Hasta que Bennett ve una cosa que nunca deber√≠a haber visto y que definitivamente no esperaba ver. A partir de ese instante toma una serie de decisiones que afectar√°n su presente. El futuro podr√≠a convertirse en algo que ni Bennett ni Anna quieren. ¬ŅO s√≠?

El esbirro

El esbirro

Este libro narra la historia de Sergué Kurdakov un exagente de la KGB y oficial de la Marina que desde su adolescencia participó en más de 150 redadas en contra de comunidades cristianas subterráneas en las regiones de la Unión Soviética, durante la década de 1960 y desertó más tarde a Canadá donde solicitó asilo político.
Es dif√≠cil establecer cuanto hay de verdad y cuanto de fantas√≠a o c√°lculo en el relato de su vida que empieza con el autor qued√°ndose hu√©rfano antes de cumplir los cinco a√Īos y sobreviviendo en el vagabundeo hasta que el gobierno lo mando a un orfanato
Esta autobiograf√≠a titulada como The persecutor (en espa√Īol Perd√≥name, Natasha o El esbirro, seg√ļn la traducci√≥n), la termin√≥ poco antes de su muerte -en circunstancias poco claras- en 1972 y fue publicada p√≥stumamente. .

Las líneas prohibidas

Las líneas prohibidas

Un caso trepidante en el que nada es lo que parece.
El inspector Sa√ļl Ros recibe una llamada para investigar un homicidio. Ha visto todo tipo de cr√≠menes, pero √©ste se desmarca de lo habitual.
Luna Campos, profesora de periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, aparece asesinada en su casa con un versículo de la Biblia grabado en su cuerpo.
El equipo de Sa√ļl Ros comienza una carrera a contrarreloj por dar con el asesino y descifrar todas las pistas que va encontrando a su paso.
Todo el mundo miente.

Un relato policíaco

Un relato policíaco

Un miembro de la polic√≠a secreta de un pa√≠s latinoamericano sin precisar relata, poco antes de ser ejecutado, su experiencia en el Cuerpo. Vuelven a surgir de este modo las preguntas que Imre Kert√©sz siempre nos formula: ¬ŅC√≥mo se implica el ser humano en la maquinaria de una dictadura? ¬ŅC√≥mo llega a participar en ella? En este caso, Kert√©sz lo narra desde la perspectiva no de la v√≠ctima, sino del verdugo. Con extrema econom√≠a, con frialdad, explica la ca√≠da de un hombre en la indiferencia moral y en el empobrecimiento definitivo del alma y da as√≠ con una de las claves para entender nuestra √©poca.

Esta es mi sangre. Peque√Īa historia de la(s) regla(s), de las que la tienen y de los que las marcan

Esta es mi sangre. Peque√Īa historia de la(s) regla(s), de las que la tienen y de los que las marcan

Una revoluci√≥n sangrienta, pero pac√≠fica, est√° a punto de estallar: la revoluci√≥n menstrual. Quienes tienen la regla consideran que ha llegado el momento de rebelarse contra quienes ponen las reglas. Esta es mi sangre, escrito por la periodista y feminista francesa √Člise Thi√©baut, nos ofrece, en tono ameno y desenfadado, una historia pol√≠tica y personal de la menstruaci√≥n.

Esta es mi sangre explora los distintos imaginarios de la menstruaci√≥n construidos a lo largo de la historia: desde los viejos mitos, en los que la sangre menstrual se vincula al tab√ļ y a la superstici√≥n, hasta las representaciones subversivas de la menstruaci√≥n en el arte contempor√°neo feminista.

Thi√©baut defiende que hablar de la menstruaci√≥n es un acto de empoderamiento de la mujer en su lucha por la reapropiaci√≥n del espacio p√ļblico, una forma de reivindicarse como un sujeto pol√≠tico m√°s all√° de su supuesta ¬ęesencia natural¬Ľ. Esta es mi sangre no solo describe, para subvertirlos, los imaginarios patriarcales de la menstruaci√≥n, sino que propone nuevas formas de convivir con ella.

Solas

Solas

Las mujeres solas no nos conformamos. Vivimos acompa√Īadas mientras nos sentimos queridas, mientras se mantiene el deseo, mientras perduran la complicidad y el respeto. Pero cuando no existe sincronizaci√≥n con nuestra pareja, preferimos estar solas que resignarnos al desamor. En cualquier caso, no somos militantes de la soledad.”

Traducida a m√°s de cinco idiomas, Solas ha encantado el p√ļblico por sus audaces tonos, la honestidad con que rompe estereotipos, y la conclusi√≥n de que la mujer que vive sola, no est√° sola.
Un libro para y sobre las mujeres, escrito por una mujer: Carmen Alborch. Una obra fundamental para tener una visi√≥n cr√≠tica de la posici√≥n que ha ocupado y ocupa el sexo femenino en nuestros d√≠as y tambi√©n en √©pocas anteriores, en dos √°mbitos el privado y el p√ļblico, y desde dos puntos de vista bien distintos uno positivo y el otro negativo. Y es que la autora indudablemente se compromete y a la vez se implica en el tiempo que le ha tocado vivir. No en vano su vida est√° ligada de forma activa a nuestra realidad social y pol√≠tica, pues esta Doctora en Derecho y Profesora Titular de Derecho Mercantil ostent√≥ cargos tales como el de decana de la Facultad de Derecho o Directora General de Cultura de la Generalitat Valenciana. Tambi√©n fue diputada del Grupo Socialista y Presidenta de la Comisi√≥n de Control de Radio Televisi√≥n Espa√Īola del Congreso de los diputados entre otras cosas, adem√°s de ministra de Cultura.

En cuanto a su obra a trav√©s de un lenguaje claro y preciso se nos exponen un mont√≥n de temas dignos de profundas reflexiones sobre todo acerca de la soledad, concepto que da t√≠tulo a este estudio Solas, pero en este caso se trata de una soledad diferente, ya que podemos decir de ella que es f√©rtil y creadora, generadora de m√ļltiples satisfacciones. Tambi√©n aborda con una mirada perceptiva temas como la mujer en el trabajo, o se encarga entre otros aspectos de dar un repaso a la historia del feminismo, a las relaciones de pareja, a la familia, analizando con detalle todas las perspectivas hasta el detalle minucioso, dado que son muchos los datos hist√≥ricos y las referencias bibliogr√°ficas que este l√ļcido ensayo nos proporciona de una forma amena y did√°ctica, como resultado de indagar en un tema apasionante que no necesita de demasiados adornos.
Este libro nos demuestra que la realidad evoluciona, que de hecho vivimos en una época cambiante, y que en nuestras manos está el formar parte de estos cambios que se van produciendo en nuestro destino.

Malas

Malas

De nuevo, como en su libro anterior, Carmen Alborch acierta al plantear, desde la franqueza intelectual, cuestiones que de verdad interesan a las mujeres. ¬ęNos queremos, nos envidiamos, nos compadecemos, nos enfadamos, nos prestamos a la confidencia, nos apoyamos, competimos, nos divertimos y aprendemos juntas¬Ľ, escribe Carmen Alborch en la introducci√≥n a esta obra.

La autora de Solas nos habla en las p√°ginas de este libro de algunas cuestiones clave en las relaciones entre mujeres en el comienzo del siglo XXI: de la rivalidad que las ha enfrentado hist√≥ricamente y a√ļn las enfrenta por los mismos o nuevos motivos; de la presunci√≥n de maldad extendida a casi todas ellas por las tradiciones culturales hegem√≥nicas en cada √©poca hist√≥rica, de mujeres relevantes en numerosos y diferentes campos de la actividad humana, c√©lebres o an√≥nimas. Y tambi√©n se refiere a la complicidad entre mujeres, esa hermosa connivencia tejida en mil alianzas y relaciones de muy variada naturaleza ‚ÄĒalgunas seculares, milenarias incluso‚ÄĒ, otras m√°s actuales con clara dimensi√≥n pol√≠tica, donde las mujeres se encuentran para que sus voces sean o√≠das y respetadas.

Cuatro nocturnos

Cuatro nocturnos

La imaginación y la escritura de José María Merino en cuatro novelas cortas. Cada uno de estos Cuatro nocturnos es una novela corta.
El hechizo de Iris: Un hombre evoca desde un lugar de la selva su iniciación sexual en la adolescencia.
En La dama de Urz reaparece el profesor Souto, viejo personaje del autor, para ser v√≠ctima de un extra√Īo malentendido que le convertir√° en otra persona.
El mar interior narra c√≥mo un hombre nacido con un mar interior, fruto de su imaginaci√≥n, termina por conjugarlo con la realidad exterior, y El misterio Vallota una cr√≥nica de la corrupci√≥n espa√Īola reciente, en la que un personaje da testimonio de la desaparici√≥n de un hombre importante y del nacimiento de su doble como reflejo de los medios de comunicaci√≥n.
Historias sobre las posibilidades y los peligros de la imaginación, estos Cuatro nocturnos en lo sorprendente de la fábula y en la precisión de la prosa, son una excelente muestra del mundo misterioso y la maestría narrativa de José María Medino.

Las crónicas mestizas

Las crónicas mestizas

Las cr√≥nicas mestizas¬†re√ļnen, revisada por su autor, la trilog√≠a ‚ÄĒya aparecida anteriormente en esta editorial bajo los t√≠tulos¬†El oro de los sue√Īos,¬†La tierra del tiempo perdido¬†y¬†Las l√°grimas del sol‚ÄĒ de las aventuras verdaderas de Miguel Villac√© Y√≥lotl, hijo de uno de los compa√Īeros de Hern√°n Cort√©s y de una india mexicana. Estamos en la mitad del siglo XVI, en momentos y paisajes singularmente dram√°ticos de la Conquista, en algunos de cuyos avatares participa Miguel, enrolado en las quimeras y miserias de aquella empresa desmesurada. Desde la conciencia de su condici√≥n mestiza, nuestro protagonista ir√° haciendo su aprendizaje de la vida, conquistando su propia lucidez, entre los riesgos y las emociones de los viajes y las batallas, de los encuentros ins√≥litos y los descubrimientos fabulosos. En la tradici√≥n de las grandes novelas de aventuras, y como un homenaje expreso a nuestros cronistas de Indias, Jos√© Mar√≠a Merino logra un intenso y hermoso relato urdido con la maestr√≠a de los mejores cultivadores del g√©nero.

El centro del aire

El centro del aire

Dos hombres y una mujer, amigos de la ni√Īez que se han ido distanciando con los a√Īos, descubren la posibilidad de que otra amiga ‚ÄĒla art√≠fice de la cohesi√≥n del grupo en la peque√Īa ciudad originaria‚ÄĒ no haya muerto en un accidente a√©reo, como ellos cre√≠an, sino que se encuentre en alg√ļn lugar lejano, ocultando su verdadera personalidad. Uno de ellos ‚ÄĒque intenta escribir un libro sobre los secretos del patio que fue el centro de las aventuras y los sue√Īos infantiles, cuando viv√≠an identificados con los h√©roes imaginarios de los relatos y las pel√≠culas‚ÄĒ induce a los dem√°s a viajar en su b√ļsqueda. La necesidad y la nostalgia de los mitos, su evanescencia irremediable, los laberintos de la memoria y de la vida, son elementos sustanciales de¬†El centro del aire.

La libertad enjaulada

La libertad enjaulada

Despu√©s de todo lo ocurrido Oly se ha mudado a la residencia Blume, donde coincide con muchos otros deportistas. Entre ellos, Macarena, su compa√Īera de cuarto, una tenista a quien le gusta saltarse las reglas.
Junto a Maca y otros viejos y nuevos amigos, entre gymkhanas y charlas pendientes con Mario y Ardilla, contin√ļa su entrenamiento hacia el Mundial y los futuros Juegos de S√≠dney.

La fuerza de los cambios

La fuerza de los cambios

Con los Juegos de Atlanta, Olympia vio c√≥mo se hac√≠a realidad el primero de sus sue√Īos, el de ser una deportista ol√≠mpica. Ahora ella y las chicas deben empezar a caminar hacia el siguiente objetivo.
Pero algo ha cambiado: la relaci√≥n con Mario, los l√≠os dentro y fuera del equipo e incluso ella misma. Todos a su alrededor empiezan a decir que ha dado el estir√≥n y que est√° distinta. Pero ¬Ņqu√© significa eso para una gimnasta? ¬ŅQu√© puede hacer, si ella preferir√≠a seguir siendo la de siempre?

Un mundo de dos sabores

Un mundo de dos sabores

Olympia es una chica muy especial, y es que tiene un sue√Īo por el que luchar√° m√°s all√° de lo imposible: Olympia quiere ser gimnasta ol√≠mpica.
Con la llegada al equipo nacional, la vida de Olympia cambia completamente: est√° lejos de casa, de Ortzi y de sus amigos. Encima parece que una de las veteranas se la tiene jurada y para colmo no puede dejar de pensar en comida en un chalet en el que manda la b√°scula. ¬ŅC√≥mo va a apa√Ī√°rselas? Por suerte, habr√° sitio para nuevas amistades, ilusiones y much√≠sima gimnasia.
Y, adem√°s: consejos para mejorar la flexibilidad, y men√ļs para llevar una buena alimentaci√≥n ¬°Todos los consejos de Almudena Cid!

Debes Iniciar sesi√≥n para escribir un comentario.

Un paso m√°s

Un paso m√°s

Olympia es una chica muy especial, y es que tiene un sue√Īo por el que luchar√° m√°s all√° de lo imposible: Olympia quiere ser gimnasta ol√≠mpica.
Con la llegada al equipo nacional, la vida de Olympia cambia completamente: est√° lejos de casa, de Ortzi y de sus amigos. Encima parece que una de las veteranas se la tiene jurada y para colmo no puede dejar de pensar en comida en un chalet en el que manda la b√°scula. ¬ŅC√≥mo va a apa√Ī√°rselas? Por suerte, habr√° sitio para nuevas amistades, ilusiones y much√≠sima gimnasia.
Y, adem√°s: consejos para mejorar la flexibilidad, y men√ļs para llevar una buena alimentaci√≥n ¬°Todos los consejos de Almudena Cid!

Punteras negras

Punteras negras

Olympia es una chica muy especial, y es que tiene un sue√Īo por el que luchar√° m√°s all√° de lo imposible: Olympia quiere ser gimnasta ol√≠mpica. Antes tendr√° que superar muchos obst√°culos y vencer muchas dificultades. A veces parece que es ¬°un sue√Īo inalcanzable! Pero tambi√©n vivir√° momentos m√°gicos porque Olympia cuenta con el apoyo de sus compa√Īeras y con el cari√Īo de sus padres‚Ķ y con David, que siempre est√° a su lado haci√©ndole re√≠r aun en los peores momentos y, Ortzi‚Ķ bueno Ortzi es especial.

Aru Shah y el √°rbol de los deseos

Aru Shah y el √°rbol de los deseos

Mientras la mayor√≠a de sus compa√Īeros de clase se van de viaje, Aru Shah va a pasar las vacaciones en casa, en el Museo de Arte y Cultura Antiguos de la India, esperando a que su madre regrese de su √ļltima expedici√≥n arqueol√≥gica. Un d√≠a, tres de sus compa√Īeros de clase van a casa de Aru diciendo que no se creen que la L√°mpara de Bharata, una de las reliquias del museo, est√© maldita. Y retan a Aru a que lo demuestre. Aru espera poder encender la l√°mpara un momento para salir del apuro, pero, al hacerlo, libera al Dios de la Destrucci√≥n. Sus compa√Īeros y su madre quedan congelados en el tiempo, y ahora Aru deber√° salvarlos. La √ļnica forma de detener a este diab√≥lico y poderosos enemigo es encontrar a las reencarnaciones de los famosos hermanos Pandava, protagonistas del poema √©pico hind√ļ Mahabharata, y viajar al Reino de la Muerte. Pero ¬Ņc√≥mo va a ser capaz de hacer todo eso una chica vestida con un pijama de Spider-Man?

Aru Shah y la canción de la muerte

Aru Shah y la canción de la muerte

Aru todavía está descubriendo los secretos de los Pandava cuando se desata la locura en el Inframundo. El arco y la flecha del dios del amor han desaparecido, y el ladrón no está jugando a hacer de Cupido. En lugar de eso, está convirtiendo a la gente en una especie de máquinas de luchar zombis sin sentimientos. Y, por si esto no fuera lo bastante malo, todos creen que Aru es la ladrona. Si no encuentra el arco antes de la próxima luna llena, la expulsarán del Inframundo. Para siempre. Así que Aru y su hermana del alma, Mini, se unirán a Brynne, una chica muy fuerte que sabe más de lo que deja entrever, y Aiden, el chico que vive al otro lado de la calle y que también oculta un montón de secretos. Juntos lucharán contra demonios, viajarán a través del asombroso (y peligrosísimo) reino de las serpientes y descubrirán que su enemigo no era para nada el que esperaban.

Aru Shah y el fin del tiempo

Aru Shah y el fin del tiempo

Mientras la mayor√≠a de sus compa√Īeros de clase se van de viaje, Aru Shah va a pasar las vacaciones en casa, en el Museo de Arte y Cultura Antiguos de la India, esperando a que su madre regrese de su √ļltima expedici√≥n arqueol√≥gica. Un d√≠a, tres de sus compa√Īeros de clase van a casa de Aru diciendo que no se creen que la L√°mpara de Bharata, una de las reliquias del museo, est√© maldita. Y retan a Aru a que lo demuestre. Aru espera poder encender la l√°mpara un momento para salir del apuro, pero, al hacerlo, libera al Dios de la Destrucci√≥n. Sus compa√Īeros y su madre quedan congelados en el tiempo, y ahora Aru deber√° salvarlos. La √ļnica forma de detener a este diab√≥lico y poderosos enemigo es encontrar a las reencarnaciones de los famosos hermanos Pandava, protagonistas del poema √©pico hind√ļ Mahabharata, y viajar al Reino de la Muerte. Pero ¬Ņc√≥mo va a ser capaz de hacer todo eso una chica vestida con un pijama de Spider-Man?

Muro de escudos

Muro de escudos

A√Īo 1016. Inglaterra arde.

Los ejércitos vikingos daneses asedian la gran ciudad de Lundenburh y asolan todo el país. El rey Ethelred yace moribundo y su amada Inglaterra muere con él. Los cimientos de los beligerantes reinos de Mercia, Wessex y Northymbria se tambalean ante los grandes cambios que se avecinan.

Godwin de Wessex, un aristócrata sajón, soporta el peso de haber sido testigo de tanto horror, y estará llamado a convertirse en uno de los más grandes guerreros de su país.

Cuando el hijo de Ethelred, Edmund, sube al trono, decidido a acabar con los daneses, convierte a Godwin en su mano derecha y principal consejero. Godwin atravesar√° campos, bosques helados y brumosos pantanales, y levantar√° a monjes, campesinos y pastores contra el invasor vikingo.

Godwin y Edmund repelerán, con gran valor y tenacidad, el ataque de los despiadados daneses en tres grandes batallas. Pero un antiguo enemigo, el traicionero conde Eadric, espera el momento oportuno para traicionarlos…

Las rejas de hierro

Las rejas de hierro

Lucille Morrow, la protagonista de ¬ęLas puertas de hierro¬Ľ, era una mujer feliz. Segunda esposa de un m√©dico acaudalado, viv√≠a con su cu√Īada y sus hijastros. Un d√≠a al recibir un extra√Īo paquete, desaparece inexplicablemente. Es hallada d√≠as despu√©s, totalmente desquiciada y con un miedo rayano en la locura. Es recluida en un sanatorio. Al investigar la causa de su huida, el inspector Sands sigue un largo rastro que le conduce a un abismo de horror. Una vez m√°s, Margaret Millar, maestra del suspense, nos transporta por un camino alucinante, manteniendo la intriga hasta el final.

Amenazada

Amenazada

Julia Stein se sienta, por casualidad, junto a Hans Freeman durante el vuelo con destino a Kansas. Ella mira lo que Hans lleva entre las manos y √©l nota el brillo de la evocaci√≥n en su mirada. Ninguno de los dos se imagina que ese breve momento ser√° el inicio de una lucha contrarreloj contra un gran peligro que les acecha. El agente del FBI Hans Freeman se dirige a Wichita para encargarse del caso del asesino serial que est√° matando mujeres, y dejando sus cuerpos amputados colgando de los √°rboles. Por otro lado, Julia Stein se siente atrapada en la rutina de su trabajo y luego del fugaz encuentro con Hans que toca su pasado m√°s doloroso, inicia su propia b√ļsqueda que le hace acercarse al asesino de Wichita. En este thriller, narrado a ratos en la voz de Julia, el lector conocer√° la crueldad que la rodea a ella y al agente Freeman, el cual se sumergir√° en un torbellino de deducciones inquietantes para despejar la identidad del asesino, en donde cada detalle cuenta para armar el rompecabezas del caso.

Perturbado

Perturbado

Un asesino psic√≥pata merodea en el bosque. Una familia dispuesta a todo para ocultar su oscuro pasado. ¬ŅPodr√°n Julia y Hans descubrir la verdad y detener a tiempo al asesino?
Julia Stein acepta el trabajo de asistente que le ofrece el agente Hans Freeman. Su nueva misi√≥n es cazar al asesino del hacha, quien ya ha decapitado a tres hombres en el bosque de Green Bank, un pueblo que, adem√°s, est√° justo en el medio de ¬ęla zona silenciosa¬Ľ, un lugar en el que los tel√©fonos m√≥viles son in√ļtiles.

Nadie en el pueblo dice conocer a las v√≠ctimas, y el caso se complica a√ļn m√°s porque la poderosa familia Beresford teje una red de complicidades y enga√Īos que podr√≠a haber alcanzado al cuerpo de polic√≠a.

¬ŅPodr√°n los agentes Julia y Hans descubrir la verdad de esta tenebrosa familia, y detener a tiempo al trastornado homicida?

Un thriller de misterio y asesinos en serie es el segundo libro de la serie de los agentes del FBI Julia Stein y Hans Freeman. Si te gusta el suspense, los cr√≠menes con misterio y los giros inesperados, entonces te encantar√° esta trepidante novela de Ra√ļl Garbantes.

Sombra infernal

Sombra infernal

Thomas Tanner es un mercenario que est√° por retirarse de su agitada vida, pero todo cambia cuando recibe un ataque que arrasa con todo su departamento y se lleva la vida de su novia, Sandra. Thomas decide ir tras la persona que estuvo detr√°s de este incidente y en el camino descubrir√° cosas que nunca imaginar√≠a. Ad√©ntrate en este nuevo apasionante thriller de Ra√ļl Garbantes.

80040
libros disponibles
30214
autores
6422
series / sagas

ūü•á Los m√°s le√≠dos de la semana

Reina roja

Reina roja

NO HAS CONOCIDO A NADIE COMO ELLA

Antonia Scott es especial. Muy especial.

No es polic√≠a ni criminalista. Nunca ha empu√Īado un arma ni llevado una placa, y, sin embargo, ha resuelto decenas de cr√≠menes.

Pero hace un tiempo que Antonia no sale de su ático de Lavapiés. Las cosas que ha perdido le importan mucho más que las que esperan ahí fuera.

Tampoco recibe visitas. Por eso no le gusta nada, nada, cuando escucha unos pasos desconocidos subiendo las escaleras hasta el √ļltimo piso.

Sea quien sea, Antonia est√° segura de que viene a buscarla.

Y eso le gusta a√ļn menos.

El sabueso de los Baskerville (ilustrado)

El sabueso de los Baskerville (ilustrado)

Los escalofriantes aullidos del perro m√°s c√©lebre de la literatura inglesa comenzaron a o√≠rse en agosto de 1901. Por entonces aparecieron obras de H. G. Wells, de Kipling, de Yeats, de H. James, de Conrad, de Hardy. Ninguna pudo eclipsar el triunfo de El sabueso‚Ķ Conan Doyle hab√≠a escrito otras dos novelas y escribir√≠a una cuarta, pero se perd√≠a en explicaciones suplementarias que hac√≠an exclamar a Holmes, como a don Quijote: ¬ęNo s√© qu√© le movi√≥ al autor a valerse de novelas y cuentos ajenos, habiendo tanto que escribir en los m√≠os¬Ľ. Aqu√≠, en cambio, supo mantener la tensi√≥n desde el primero al √ļltimo cap√≠tulo. Holmes, muerto ocho a√Īos atr√°s, volv√≠a a ser Holmes.

Viaje por la Vía de la Plata

Viaje por la Vía de la Plata

Cuando el autor, por entonces ‚Äúsin un duro‚ÄĚ, hizo este viaje, hacia 1987-88, no encontr√≥ a nadie que siguiera aquellas sendas. Camin√≥ en diversos momentos desde Huelva hasta Covadonga y por la calzada romana llamada V√≠a de la Plata entre M√©rida y Astorga. Hoy ya va m√°s gente, gracias, en parte, a una serie de televisi√≥n de notable trivialidad; vaya una cosa por la otra.
¬ęUn viaje a pie ‚ÄĒexplica P√≠o Moa‚ÄĒ le sumerge a uno en un mundo distinto, donde el tiempo transcurre de otro modo. Y m√°s en caminos como este, a trav√©s de la Espa√Īa vista convencionalmente como m√°s atrasada, pero por eso mismo m√°s sugestiva por cierto arca√≠smo que todav√≠a pervive en ella. Descubrirla, y descubrir los viajes a pie, en general, ha sido uno de los sucesos felices de mi vida. No dej√≥ de ser una aventura, incluso peligrosa en algunos momentos. El libro tambi√©n viene a ser una continuaci√≥n, a su modo, de ‚ÄúDe un tiempo y de un pa√≠s‚ÄĚ, referido a mi experiencia en la izquierda antifranquista¬Ľ.
Los raros

Los raros

Volumen VI de la edición de las obras completas de Rubén Darío, realizada por la Editorial Mundo Latino a principios del siglo XX.

La selva de las almas

La selva de las almas

Tres asesinatos. Tres v√≠ctimas sin ning√ļn v√≠nculo entre ellas. En los escenarios de los cr√≠menes, sin embargo, siempre aparecen las mismas pisadas dif√≠ciles de interpretar, id√©nticos s√≠mbolos extra√Īos pintados con ocre y sangre en las paredes, e indicios de rituales cuyo origen se remonta a la noche de los tiempos.
La investigaci√≥n confunde a los polic√≠as y el juez encargado del caso, Fran√ßois Taine. La √ļnica persona que podr√≠a ayudarles con una pista min√ļscula es Jeanne, colega y amiga de Fran√ßois, pero d√°rsela podr√≠a acabar con su carrera… as√≠ que decide tirar del hilo ella sola. Un hilo que la lleva de un laboratorio de gen√©tica a un taller que trabaja para museos arqueol√≥gicos, de los misteriosos relatos sobre ni√Īos salvajes a los estudios sobre arte rupestre y venus paleol√≠ticas, de mitos y tab√ļes a un mal que naci√≥, hace mucho tiempo, en ¬ęla selva de las Almas¬Ľ.
La voluntad 4. La patria peronista

La voluntad 4. La patria peronista

La Voluntad IV, va desde la muerte de Juan D. Perón en julio de 1974 hasta el 23 de marzo de 1976, en las horas finales del gobierno de Isabel. Para entonces, las organizaciones armadas están en su apogeo y luego, mientras creen que se consolidaban sus posiciones, ingresan en un camino sin retorno que las lleva al ocaso; José López Rega pasa de las sombras al poder de fuego, funda las bases del terrorismo de Estado y termina acorralado huyendo antes del golpe; intelectuales, militantes y artistas marchan al exilio; las fuerzas armadas lentamente vuelven a ocupar el centro de la política; la violencia es una espiral incontrolable que se apresta a desembocar en una tragedia que modificará para siempre el curso de la Nación. La Voluntad saca a la luz la trama profunda y descarnada de un período que, por temor u omisión, todavía no ha sido pensado en toda su magnitud.

La vuelta a la historia en cincuenta frases

La vuelta a la historia en cincuenta frases

¬ęMe lavo las manos¬Ľ, dijo Poncio Pilatos; Luis XI de Francia afirm√≥, ¬ęDivide y vencer√°s¬Ľ; Benjam√≠n Franklin sostuvo que ¬ęEl tiempo es dinero¬Ľ, y Einstein ten√≠a claro ‚ÄĒrelativamente, por supuesto‚ÄĒ que ¬ęDios no juega a los dados¬Ľ. Todo el mundo ha o√≠do, empleado o le√≠do alguna vez estas frases, y otras como. ¬ęCon√≥cete a ti mismo¬Ľ, ¬ęS√≥lo s√© que no s√© nada¬Ľ, ¬ęEl Estado soy yo¬Ľ o ¬ęEl eje del mal¬Ľ. Pero ¬Ņen qu√© contexto hist√≥rico fueron dichas? ¬ŅQui√©n las pronunci√≥? ¬ŅQu√© significaron?
Este libro invita a un viaje diferente a trav√©s de la historia mundial: partiendo de cincuenta frases c√©lebres repartidas a lo largo de dos mil seiscientos a√Īos, relata momentos clave y retrata de un modo vivido las diversas √©pocas, desde la Antig√ľedad hasta nuestros d√≠as.
Así, el escritor Helge Hesse ilumina el Imperio romano con los dados que César echó, la política del Renacimiento con la apuesta de Maquiavelo por el fin sin importar los medios, o la Guerra Fría con el discurso berlinés de Kennedy. Cada uno de estos aforismos representa una época de la historia universal que el lector puede visitar en cincuenta instructivos capítulos.
Un viaje ameno a la historia de la humanidad, desde nuestro pasado más remoto al presente, a través de cincuenta frases célebres.

Las ataduras

Las ataduras

Los protagonistas de estos siete relatos coinciden en el sometimiento que tienen a su realidad social, familiar o económica. Es algo que los ata y que no sienten como propio pero de lo que no pueden dejar de participar. Siete magníficos retratos de la vida cotidiana y de los conflictos de identidad del ser humano y de una época.
¬ę…siempre al margen de modas, eligi√≥ sus modos. Y fue su lecci√≥n. Escribi√≥ lo que quiso, sin atender a los reclamos del yugo del mercado editorial, lo que cre√≠a firmemente que deb√≠a escribir.¬Ľ

ūü•á Los m√°s le√≠dos del mes

Los ladrones de humo

Los ladrones de humo

En Brigant, la princesa Catherine se prepara para aceptar un matrimonio de conveniencia impuesto por su despiadado y ambicioso padre, y olvidarse del amor imposible por su guardia real, Ambrose. En Calidor, un siervo oprimido, Marcio, busca vengarse del pr√≠ncipe que traicion√≥ a su pueblo. En Pitoria, el infeliz Edyon se dedica a robar baratijas para dar emoci√≥n a su vida de mercader. Y en los √°ridos territorios del norte, Tash, una chica de trece a√Īos de edad, arriesga su vida como vil carnada para apresar demonios y extraer su preciado humo m√°gico.
A medida que las alianzas se debilitan y transforman, y las viejas certezas pierden su valor, las vidas de nuestros cinco héroes cambian sin remedio y su futuro queda inextricablemente unido por los impredecibles influjos de la magia y la guerra.
¬ŅQui√©n se levantar√° y qui√©n caer√°?
¬ŅQui√©n alcanzar√° el poder y la gloria?

Gideon: La novena

Gideon: La novena

El Emperador necesita nigromantes. La nigromante de la Novena necesita una espadachina. Gideon tiene una espada, unas revistas guarras y ninguna paciencia para tonterías con los muertos vivientes.
Después de haber sido criada por profesoras antipáticas y osificadas, sirvientes vetustos y una infinidad de esqueletos, Gideon está lista para abandonar una vida de servidumbre y un más allá como cadáver reanimado. Mete su espada y sus revistas guarras en la maleta y se prepara para su audaz escapada. Pero su némesis de la infancia no piensa dejar que se libere así como así.
Harrowhark Nonagesimus, reverenda hija de la Novena Casa y extraordinaria bruja de los huesos, ha sido convocada. El Emperador ha invitado a los herederos de cada una de sus leales casas a una prueba mortal que someter√° a examen su inteligencia y sus habilidades. Si Harrowhark Nonagesimus tiene √©xito, se convertir√° en una sirviente inmortal y todopoderosa de la Resurrecci√≥n, pero ning√ļn nigromante ha sido capaz de conseguirlo sin la ayuda de su caballero. Sin la espada de Gideon, Harrow fracasar√° y la Novena Casa terminar√° por desaparecer.
Y hay cosas que es mejor dejar muertas.

Papelucho. Mi hermana Ji

Papelucho. Mi hermana Ji

Papelucho se ha transformado en el guardi√°n de su hermanita. Es el √ļnico que, cada vez que la Ji desaparece o juega a ser otra persona, puede descubrir ad√≥nde se ha ido. Entonces, analiza las pistas que los dem√°s ignoran y logra dar con ella entre las flores del jard√≠n, en el techo de la casa o en la fuente de la plaza buscando sapos. La quiere como a su propio yo, aunque le parezca tremendo tener una hermana “atrasada de noticias” y con “complejo de evasi√≥n”.

Las cadenas de Sultana

Las cadenas de Sultana

Sultana se enfrenta al vac√≠o que sus hijos, ya crecidos, han dejado en su vida. Una de sus hijas se ha convertido en una fan√°tica religiosa y censura agriamente el comportamiento de su madre. Sultana sufre y busca refugio en el alcohol, pero en los pa√≠ses isl√°micos est√° prohibido… Las cadenas de Sultana es un retrato a√ļn m√°s intenso, si cabe, de una sociedad represora que humilla y, pr√°cticamente, esclaviza a las mujeres. Un retrato tan estremecedor y de tan hondo contenido humano que ning√ļn lector permanecer√° impasible ante sus p√°ginas.

Los escritos irreverentes

Los escritos irreverentes

En 1909, Mark Twain le envi√≥ una carta a un amigo en la que le hablaba en confianza de lo √ļltimo que hab√≠a escrito: ¬ęEste libro no saldr√° jam√°s. Es imposible porque se considerar√≠a una ignominia¬Ľ. Tomada en su conjunto, la obra de Twain quien, junto a Melville, est√° considerado el Gran Novelista Americano, es una colosal s√°tira de la naturaleza humana. En el caso de ¬ęLos escritos irreverentes¬Ľ, recurri√≥ a un g√©nero que algunos cr√≠ticos denominaron ¬ępseudo-historia¬Ľ. Las peque√Īas diatribas b√≠blicas que lo componen, escritas entre 1870 y 1909, evidencian el profundo escepticismo religioso de Twain. El libro que tenemos en las manos oculta bajo su burlona fachada un humor√≠stico y mordaz ataque a los valores establecidos, y es la muestra de una inteligencia superior, que no deja t√≠tere con cabeza. La coincidencia de que este a√Īo sea el del centenario de la muerte de Mark Twain da un significado especial a la edici√≥n de un libro que, al salir a la luz en Estados Unidos, produjo una verdadera conmoci√≥n y estuvo durante meses en la lista de libros m√°s vendidos.

Huida a las estrellas. Intriga gal√°ctica.

Huida a las estrellas. Intriga gal√°ctica.

Huida a las estrelllas. Uno de los poderes del Imperio se basa en la comunicaci√≥n instant√°nea, imprescindible para mantener un f√©rreo dominio en mil mundos y contener el avance de sus enemigos de m√°s all√° del Borde. Un grupo de descontentos t√©cnicos del Centro de Comunicaciones urde un plan para debilitar al Imperio. Paul Jordans, uno de los conspiradores, sue√Īa con la libertad que √©l y sus compa√Īeros s√≥lo podr√°n alcanzar en un mundo distante, alejado de las influencias del Imperio y del Borde. Intriga Gal√°ctica. Tr√°s las cruentas guerras contra los humanoides de Neuj, Kent Lachman, un agente a las ordenes de Kanaan, Visitador Imperial de las Marca de los Gemelos, es obligado a infiltrarse en la comunidad de Lorgan, un mundo perteneciente al protectorado de Faye, en apariencia sin valor estrat√©gico; pero guarda un secreto que podr√≠a debilitar a√ļn m√°s los ya tambaleantes pilares del poder absoluto que emana de la Tierra.

Sangre de monstruo

Sangre de monstruo

Evan está pasando unos días en casa de su anciana tía-abuela Katheryn. Durante una visita a una tienda de juguetes compra un polvoriento tarro de sangre de monstruo. Al principio, parece divertido jugar con ella. Trigger, el perro de Evan, al que le gusta todo, prueba un poco. En ese momento Evan nota algo raro. Parece que la sustancia verde y pegajosa empieza a multiplicarse. Sigue creciendo sin parar. A medida que crece, desarrolla un insaciable y monstruoso apetito.

Los hombres de Venus

Los hombres de Venus

En Los hombres de Venus, Miguel √Āngel Aznar de Soto, de profesi√≥n piloto militar, es reclutado por la ONU por la baja de uno de sus hombres, el comandante de una nave de investigaci√≥n dedicada a rastrear apariciones de ovnis a lo largo y ancho de la geograf√≠a terrestre. Aunque al principio la relaci√≥n entre Miguel √Āngel Aznar y el resto de sus compa√Īeros no es de lo m√°s fluida (especialmente con la hermosa ayudante del cient√≠fico y mujer de car√°cter, B√°rbara Watt), debido en parte al car√°cter chulesco y estricto de aquel, lo cierto es que las aventuras a que se ven abocados terminar√°n por unirles. Tras encontrar en la prensa la noticia de un conocido empresario que, tras la misteriosa desaparici√≥n del avi√≥n en el que viajaba, aparece notablemente enajenado, hablando de unos extra√Īos hombres grises provenientes de otro planeta, Miguel √Āngel y sus compa√Īeros viajar√°n hasta el T√≠bet donde, encontr√°ndose con un antiguo compa√Īero del ej√©rcito, Arthur, se adentrar√°n en el desconocido pa√≠s buscando el rastro de los misteriosos hombres para caer en sus manos y‚Ķ mejor descubridlo por vosotros mismos. Los misteriosos hombres grises (los thorbods, en su lengua) posiblemente nos den oportunidad de disfrutar de la saga durante bastante tiempo.


ūü•á Los m√°s comentados

Sí, sí es contigo

Sí, sí es contigo

Sí, si es contigo, es un amor de novela escrita por dos de los Youtubers más famosos (Calle y Poché), con más de seis millones de suscriptores en su canal de YouTube. Una novela sobre el primer amor, y todo lo doloroso y maravilloso que ello implica.

La luz invisible

La luz invisible

Mientras trabaja en una iglesia rom√°nica en Donostia, la restauradora de arte, Marta Arbide encuentra un manuscrito oculto tras un falso muro durante siglos. Se trata del diario de Jean de la Croix, un monje medieval a quien, mil a√Īos atr√°s, le fue encomendada una misi√≥n: llevar una misteriosa reliquia hasta un escondite seguro y huir de los sicarios que, por orden del papa Inocencio III, le persegu√≠an para arrebat√°rsela. Intrigada por el contenido del diario, la restauradora decide investigar la historia de Jean y comprobar por s√≠ misma si el contenido de esos viejos papeles es cierto. De ser as√≠, podr√≠a cambiar por completo la historia de la Iglesia tal y como nos ha sido contada. Para ello tendr√° la ayuda de I√Īigo Etxarri, un sacerdote con un oscuro pasado. Juntos emprender√°n un recorrido en busca de pistas que hayan resistido el paso del tiempo, que les llevar√° desde las abad√≠as y bosques del sur de Francia hasta los monasterios de San Mill√°n y Santo Domingo de la Calzada y los vestigios de la antigua Sanctus Sebastianus.

Tampoco pido tanto

Tampoco pido tanto

arol trabaja como bailarina en distintos espect√°culos, aunque su sue√Īo es volver a ejercer de tripulante de cabina de pasajeros, y la oportunidad se le presenta en la compa√Ī√≠a High Drogo. Daryl es comandante y viaja por todo el mundo pilotando aviones de dicha compa√Ī√≠a. Ambos se conocen a trav√©s de Lola, hermana de Daryl y amiga de Carol. Y, aunque se atraen, y los dos est√°n abiertos a disfrutar del sexo sin tapujos, intentan no acercarse m√°s de lo debido, pues no quieren causarle problemas a Lola.

Sin embargo, todo cambia cuando el coraz√≥n puede a la raz√≥n. Incapaces de resistirse a la atracci√≥n que sienten el uno por el otro, deciden al fin disfrutar de las oportunidades, de la vida y del placer. Sexo telef√≥nico, t√°ntrico, tradicional, tr√≠os, dogging. y todo cuanto puedas imaginar. Con Tampoco pido tanto, Megan Maxwell nos adentra en un sinf√≠n de posibilidades para disfrutar de las relaciones √≠ntimas. ¬ŅTe la vas a perder?

Un cuento perfecto

Un cuento perfecto

¬ŅQu√© sucede cuando descubres que el final de tu cuento no es como so√Īabas? √Črase una vez una mujer que lo ten√≠a todo y un chico que no ten√≠a nada. √Črase una vez una historia de amor entre el √©xito y la duda. √Črase una vez un cuento perfecto. El√≠sabet Benavent, @BetaCoqueta, regresa al panorama de la literatura con una novela que explora el significado del √©xito en la vida y reflexiona con iron√≠a y humor acerca de las imposiciones sociales, la presi√≥n del grupo y la autoexigencia que, aunque cueste creerlo, no es sin√≥nimo de felicidad.

La madre de Frankenstein

La madre de Frankenstein

En 1954, el joven psiquiatra Germ√°n Vel√°zquez vuelve a Espa√Īa para trabajar en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos, al sur de Madrid. Tras salir al exilio en 1939, ha vivido quince a√Īos en Suiza, acogido por la familia del doctor Goldstein. En Ciempozuelos, Germ√°n se reencuentra con Aurora Rodr√≠guez Carballeira, una parricida paranoica, inteligent√≠sima, que le fascin√≥ a los trece a√Īos, y conoce a una auxiliar de enfermer√≠a, Mar√≠a Castej√≥n, a la que do√Īa Aurora ense√Ī√≥ a leer y a escribir cuando era una ni√Īa. Germ√°n, atra√≠do por Mar√≠a, no entiende el rechazo de √©sta, y sospecha que su vida esconde muchos secretos. El lector descubrir√° su origen modesto como nieta del jardinero del manicomio, sus a√Īos de criada en Madrid, su desdichada historia de amor, a la par que los motivos por los que Germ√°n ha regresado a Espa√Īa. Almas gemelas que quieren huir de sus respectivos pasados, Germ√°n y Mar√≠a quieren darse una oportunidad, pero viven en un pa√≠s humillado, donde los pecados se convierten en delitos, y el puritanismo, la moral oficial, encubre todo tipo de abusos y atropellos.

La chica de nieve

La chica de nieve

Nueva York, 1998, cabalgata de Acci√≥n de Gracias. Kiera Templeton, desaparece entre la multitud. Tras una b√ļsqueda fren√©tica por toda la ciudad, alguien encuentra unos mechones de pelo junto a la ropa que llevaba puesta la peque√Īa. En 2003, el d√≠a que Kiera habr√≠a cumplido ocho a√Īos, sus padres, Aaron y Grace Templeton, reciben en casa un extra√Īo paquete: una cinta VHS con la grabaci√≥n de un minuto de Kiera jugando en una habitaci√≥n desconocida. Tras vender m√°s de 650.000 ejemplares de sus anteriores novelas, Javier Castillo vuelve a poner en jaque la cordura con La chica de nieve, un oscuro viaje a las profundidades de Miren Triggs, una estudiante de periodismo que inicia una investigaci√≥n paralela y descubre que tanto su vida como la de Kiera est√°n llenas de inc√≥gnitas.

Patria

Patria

El retablo definitivo sobre m√°s de 30 a√Īos de la vida en Euskadi bajo el terrorismo. El d√≠a en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¬ŅPodr√° convivir con quienes la acosaron antes y despu√©s del atentado que trastoc√≥ su vida y la de su familia? ¬ŅPodr√° saber qui√©n fue el encapuchado que un d√≠a lluvioso mat√≥ a su marido, cuando volv√≠a de su empresa de transportes? Por m√°s que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterar√° la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga √≠ntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¬ŅQu√© pas√≥ entre esas dos mujeres? ¬ŅQu√© ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valent√≠as, la historia incandescente de sus vidas antes y despu√©s del cr√°ter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perd√≥n en una comunidad rota por el fanatismo pol√≠tico.

La hija olvidada

La hija olvidada

Basada en hechos reales, La hija olvidada es la cr√≥nica de una de las atrocidades m√°s terribles cometida por los nazis en la Francia ocupada; una conmovedora saga familiar sobre el amor, la supervivencia y la esperanza contra todas las barreras. Nueva York, 2015. A los ochenta a√Īos, Elise Duval recibe la llamada de una mujer que la devuelve a un tiempo y un lugar que hab√≠a abandonado en el olvido. Elise, una francesa cat√≥lica que lleg√≥ a Nueva York al finalizar la Segunda Guerra Mundial, descubre as√≠ que las cartas en alem√°n que una desconocida tra√≠a de Cuba fueron escritas por su madre durante la guerra. De repente, siete d√©cadas de secretos salen a la luz.