El sueño de una noche de verano

El sueño de una noche de verano

Es una comedia romántica escrita por William Shakespeare alrededor de 1595. Está considerada como uno de los grandes clásicos de la literatura teatral mundial. Al parecer fue escrita con motivo de la conmemoración de la boda de Sir Thomas Berkeley y Elizabeth Carey, en febrero de 1596. Una obra plagada de fantasía, sueños y realidades, amor y magia en la que se entremezclan varios hilos argumentales centrados respectivamente en dos parejas de nobles amantes, Lisandro y Hermia, Demetrio y Elena, que sufren y disfrutan por causa de su amor; en un grupo de despreocupados cómicos, Quincio, Snug, Bottom, Flauto, Snowt y Starveling; y en una serie de personajes pertenecientes al reino de las hadas, entre los que se encuentran Puck, el rey Oberón y la reina Titania. El trasfondo común se encuentra en las celebraciones de la boda entre Teseo e Hipólita.

La tempestad

La tempestad

En este drama, escrito al final de su carrera, como en El sueño de una noche de verano, escrito al comienzo, Shakespeare utiliza lo sobrenatural, recurriendo al mundo maravilloso de los elfos y de las hadas, fundiendo admirablemente sus acciones con aventuras humanas, con lo que éstas ganan en donosura y profundidad. Después de Hamlet, La tempestad es el drama shakesperiano que ha dado más amplio pábulo a hipótesis e interpretaciones. En ciertos momentos, en las poesías de Ariel y en las palabras de Próspero, el poeta mismo, por boca de sus personajes, se dirige al mundo y expresa su concepto de la vida, de manera que La tempestad es el más personal de sus dramas y parece reflejar a veces el pensamiento más profundo del dramaturgo: «Somos de la misma sustancia de que están hechos los sueños, y nuestra breve vida está rodeada de un sueño» (IV, esc. 1). La tempestad está considerada como la invención más sincera y original de Shakespeare. Es también la «summa» de su cultura acumulada a través de los años, y sobre todo de su experiencia teatral. Es ante todo un experimento en el ámbito del espectáculo: explota, deliberadamente, como ninguna otra obra precedente, los recursos y trucos de escena y hace del elemento musical y de todos los efectos sonoros una estructura que recorre la obra. Suele hablarse del texto como testamento literario de su autor, puesto que las obras que escribió después fueron elaboradas en colaboración con otros autores, y no alcanzan la calidad de ésta. Próspero, duque legítimo de Milán ha sido expulsado de su posición por su hermano y se encuentra en una isla desierta tras naufragar su buque. La obra comienza con una fuerte tormenta provocada por sus artes mágicas cuando adivina que su hermano, Antonio, viaja en un buque cerca de la isla en la que se encuentra. En ella, Próspero cuenta con la compañía de su hija Miranda y descansa con sus numerosos libros dedicándose al estudio y el conocimiento de las Artes Clásicas. Próspero entra en contacto con seres invisibles como Ariel, intermediarios entre los dioses y los hombres. Con su ayuda, desde el caos y la locura, Próspero tejerá un encantamiento que le permitirá iniciar su venganza. Escrito en 1611 y estrenado el mismo año, este drama en cinco actos, en verso y prosa, de William Shakespeare se publicó en el in-folio de 1623.

Macbeth

Macbeth

Compuesta entre 1605 y 1606, Macbeth es sin duda una de las cumbres de la producción de William Shakespeare. Concebida en el ambiente medieval escocés, la obra logra anclarse perfectamente a la realidad que busca representar, y de ahí la presencia de brujas, profecías, desenfrenadas ambiciones, traiciones, asesinatos… en fin, la existencia de un mundo caótico dominado por una comprensión esotérica de la realidad, en la que las pasiones, movidas por irrefrenables deseos de poder y riqueza, aprisionan, empequeñeciendo, a los individuos, creándose las bestiales dictaduras del medievo. Asistimos a una tragedia sangrienta que, no obstante, no es un mero juego escénico sobre el asesinato, sino más bien la representación de la lucha del protagonista contra sí mismo. El ambicioso Macbeth combate contra sus brotes de ética, venciendo siempre el lado oscuro humano. Las brujas refuerzan el carácter tenebroso de toda la trama; Lady Macbeth es el impulso necesario para hacer caer a su dubitativo marido en el abismo; y todo parece apuntar a la intención de dejar al espectador con la certeza de que el mal es un hecho de permanencia inevitable. En los cinco actos de Macbeth asistimos al nacimiento de un tirano. Ávido de poder, nuestro héroe mata al rey para ocupar su lugar. Sin embargo, el miedo por la posibilidad de perder el ansiado trono, le lleva a realizar y ordenar otra serie de asesinatos con la esperanza de matar así sus propios temores. Sus actos, sin embargo solo sirven para aumentar su tormento. Se encuentra solo, lleno de desconfianza y remordimientos. Lo hermoso del poder ansiado se transforma en una inquietante vigilia que desgasta sus fuerzas y su mente.

Comedias

Comedias

Cuando se estudia un genio de la magnitud de William Shakespeare, es imposible medir el alcance de su obra. En un primer momento quizá se evoquen grandes tragedias o tapices históricos, pero Shakespeare se caracteriza también por un instinto radicalmente cómico. En sus agudos juegos de palabras, en los equívocos que sustentan tramas monumentales o en la forma en que recurre al artificio para desentrañar una verdad, siempre se esconde su eterno interés por lo humano.

Comedias es el primer volumen de una colección de cinco que reúne la obra completa de Shakespeare. Aquí se incluyen Los dos caballeros de Verona, La comedia de los errores, La doma de la fiera, Trabajos de amor en vano, Sueño de una noche de verano, El mercader de Venecia, Mucho ruido y pocas nueces, Como les guste, Las alegres casadas de Windsor y Noche de Epifanía. Esta edición, a cargo de Andreu Jaume, quien firma también la introducción, presenta las mejores traducciones contemporáneas, respetando el verso y la prosa originales. Un festín para los amantes de las buenas letras.

La tragedia de Ricardo III

La tragedia de Ricardo III

Cierra la tetralogía que se completa con las tres partes de Enrique VI, siendo la obra más acertada de las cuatro. Narra la historia de la monarquía inglesa desde 1471 (muerte de Enrique VI) hasta 1485 (muerte de Ricardo III). El protagonista es dibujado como un asesino vil, deforme, ambicioso y corrupto. Gran parte de la trama se sitúa en el Palacio de Westminster en Londres (cuyo aspecto actual con la torre del reloj y albergando el parlamento es completamente diferente), aunque importantes escenas se desarrollan en la Torre de Londres, paradigmático lugar donde han sido encarceladas y ejecutadas muchas personalidades de la Historia de Inglaterra.

Lear rey & mendigo

Lear rey & mendigo

En 1990 Nicanor Parra emprendió la traducción del Rey Lear de William Shakespeare. Esta, aunque teatralizada por Alfredo Castro, permaneció inédita durante catorce años y recién ahora el lector tiene en sus manos un libro mítico que, según el escritor argentino Ricardo Piglia, asegurará a Parra un lugar de honor en una Enciclopedia biográfica de traductores inmortales. Lear Rey & Mendigo no se parece a ninguna de las versiones del clásico shakesperiano que circulan en español. El especialista Chris Fassnidge afirmó que el resultado hubiera contado con la total aprobación de Shakespeare. “Nicanor Parra es un héroe de la ocultación, en sí mismo un Mapa de Malas Lecturas. Ya se rebele contra la poesía chilena, contra Marx o Freud, conoce los límites de la ironía de la ironía. Es a la vez un auténtico innovador y un monumento cómplice a la Ansiedad de la Influencia”.

Las alegres comadres de Windsor

Las alegres comadres de Windsor

Falstaff llega a Windsor escaso de fondos. Para mejorar su situación financiera, decide cortejar a dos señoras bien casadas, mistress Ford y mistress Page. Escribe cartas de amor idénticas a ambas señoras, y pide a sus respectivos criados, Pistol y Nym, que las entreguen. Ellos se niegan, por lo que Falstaff les sacude. Como venganza, los criados informan a los maridos de las intenciones de Falstaff. El señor Page hace caso omiso, pero el celoso señor Ford decide averiguar por sí mismo los planes de Falstaff.

Comedias & tragicomedias

Comedias & tragicomedias

La presente edición reúne las dieciocho comedias y tragicomedias compuestas por William Shakespeare (1564-1616). En ella se recogen las traducciones de Ángel-Luis Pujante, reconocido especialista en Shakespeare, publicadas en la colección Austral, y se incluyen ocho traducciones inéditas: Los dos caballeros de Verona, Todo bien si acaba bien, Cimbelino (de Ángel-Luis Pujante), La fierecilla domada, Las alegres comadres de Windsor (de Salvador Oliva), Pericles (de Salvador Oliva y Ángel-Luis Pujante), La comedia de los enredos y Afanes de amor en vano (de Alfredo Michel Modenessi), junto con las traducciones de Mucho ruido por nada (de Ángel-Luis Pujante) y Los dos nobles parientes (de Salvador Oliva y Ángel-Luis Pujante), que aparecieron por primera vez en la edición del Teatro selecto de William Shakespeare publicada en 2008. El presente volumen es el segundo de los tres que reunirán el Teatro completo de Shakespeare, tras la aparición del volumen de Tragedias, y que se cerrará con el de Dramas históricos.

Romeo y Julieta (trad. Neruda)

Romeo y Julieta (trad. Neruda)

Uno de los más hermosos dramas del inglés, que muestra el trágico amor de dos adolescentes en la Verona medieval. Neruda declaró: «Lo he traducido con devoción para que las palabras de Shakespeare puedan comunicar a todos, en nuestro idioma, el fuego transparente que arde en ellas sin consumirse desde hace siglos».

Trabajos de amor perdidos

Trabajos de amor perdidos

El rey de Navarra pacta con sus tres vasallos dedicarse al estudio durante tres años, manteniendo una vida ascética que excluye el contacto con las mujeres. Pero la Princesa de Francia y su séquito llegan a la corte. Existe una subtrama protagonizada por un personaje español, el excéntrico Armado, cuyo paje se llama Moth. Se hacen acompañar de Costard, un torpe villano. Armado ama a Jaquineta. Otro grupo de personajes secundarios está formado por Holofernes, pedante maestro de escuela, el cura Nataniel y Dull, el alguacil. Como no podía ser de otra manera, el rey y sus cuatro nobles rompen el pacto y se enamoran respectivamente de la princesa y las tres damas de su séquito.

Enrique IV, partes I y II

Enrique IV, partes I y II

Las dos partes de Enrique IV pertenecen a la segunda tetralogía de dramas históricos ingleses de Shakespeare (que comienza con Ricardo II y concluye con Enrique V). Si al escribir Ricardo II Shakespeare fue más allá de los avatares del juego político e indagó en la condición humana del rey y en el comportamiento de los hombres, en ENRIQUE IV no sólo avanzó más aún por esta senda, sino que incorporó por primera vez un decisivo ingrediente de comedia al drama histórico En pocas ocasiones planteó Shakespeare tan claramente la relación entre diversión y obligación, humanidad y autoridad, logrando una abundancia de contrastes y una riqueza de emociones que ya no volvería a aparecer en este género. La incorporación de este mundo cómico con escenas de taberna y vida popular se centra en la figura de Falstaff, una de las creaciones más extraordinarias del autor y uno de esos personajes de la literatura universal que se salen de la página. Ángel-Luis Pujante, catedrático de la Universidad de Murcia y autor de esta excelente traducción, destaca en su estudio introductorio la identidad dramática propia de cada una de las partes de ENRIQUE IV y nos ayuda a comprender la evolución de los comportamientos de los personajes.

Sonetos de Shakespeare

Sonetos de Shakespeare

Los Sonetos de Shakespeare son una de las cumbres de la poesía lírica de todos los tiempos. Las circunstancias que rodearon su publicación y la ambigüedad en lo relativo a la identidad y al sexo de los destinatarios han servido de abono a múltiples conjeturas que, si bien no contribuyen a la comprensión de los sonetos, prueban no obstante el continuo interés que despierta esta obra. Cuatrocientos años después de ver la luz, la modernidad de estos textos sigue resultando sorprendente, y el enfoque singular del bardo de Stratford los ha dotado para siempre de un halo de misterio. En los sonetos asistimos a una suerte de representación dramática en la que una voz meditativa va desgranando, en lucha con el tiempo, los vaivenes del afecto y de la pasión, de la amistad y del amor, del anhelo y del desengaño. En esa percepción múltiple del teatro de los sentimientos se dan cita los motivos más diversos, desde la visión de la naturaleza hasta la denuncia social o la búsqueda de una trascendencia allende la muerte. Ramón Gutiérrez Izquierdo presenta esta versión ejemplar de los Shakespeare’s Sonnets acompañada de comentarios y notas sobre todos y cada uno de estos poemas, máscaras diversas del hombre de las mil caras que fue William Shakespeare.

IMPORTANTE: Recomendamos descargar los libros de poesía en formato EPUB dado que en PDF pueden tener problemas de visualización.

Hamlet

Hamlet

Obra en la que el genio de William Shakespeare brilla con especial fuerza. La tragedia de Hamlet traza el admirable retrato de un legendario príncipe de Dinamarca soñador y contemplativo, sumido en dudas e irresoluciones, que, obligado a esclarecer los motivos que llevaron a la muerte de su padre, sucumbe ante la fatalidad de las circunstancias. Poblada por una abundante y compleja galería de personajes secundarios, la obra ha gozado de una constante vigencia a lo largo del tiempo, que ha hecho que se incorporen al lenguaje común numerosas expresiones de la obra («ser o no ser», «palabras, palabras, palabras», «lo demás es silencio») que han llegado a hacerse emblemáticas. La ambigüedad, la ambivalencia y la desorientación del protagonista lo aproximan notablemente, por otro lado, a la sensibilidad de nuestra época.

Otelo, el moro de Venecia

Otelo, el moro de Venecia

La historia original del moro de Venecia, de Gianbattista Giraldi Cinthio (1565), sirvió a William Shakespeare para crear Otelo, la única de sus «grandes tragedias» basada en una obra de ficción. Contraviniendo la imagen isabelina del «moro», Shakespeare invierte los papeles de los protagonistas y otorga al moro Otelo el carácter de hombre noble y aristocrático, mientras que reserva para el italiano Yago la perversidad y la hipocresía, desarrollando en él uno de los estudios más profundos del mal. Otelo se presenta como la tragedia de la incomprensión, en la que luchan el amor puro, la pasión, el orgullo, los celos, la venganza…, y en la que al final, el protagonista, como un auténtico héroe trágico, consciente de su degradación y de su pérdida, escribe su propio epitafio, con la angustia del héroe destrozado. Si dijéramos que Otelo es la pasión, Yago la intriga, la envidia, y Desdémona la inocencia, el amor sencillo, diríamos verdad, pero omitiríamos lo que Shakespeare quiso transmitirnos: toda una filosofía del bien, del amor y del odio. Otelo es una terrible y estremecedora figura, cara y cruz de la vida. Otelo no es, simplistamente, una obra de teatro sobre la indefensa Desdémona que cae ante la crueldad de su esposo o sobre la traición de Yago. Es, en esencia, una obra sobre la fascinación: fascinación en el amor, fascinación y celos, fascinación y muerte. Los personajes centrales se ven atrapados en el aterrorizante círculo de sus propias acciones y quizás, de su propio deseo.

Los dos hidalgos de Verona

Los dos hidalgos de Verona

Comedia de cinco actos, escrita en prosa y verso aproximadamente en 1954, conocida también como Los dos caballeros de Verona o Los dos gentilhombres de Verona. La trama sigue la tradicional estructura de la «comedia dell’arte», y cuenta la historia de Valentín y Proteo, dos caballeros unidos desde la infancia por una íntima y fraternal amistad. Ésta se ve truncada por los celos y la traición de uno de los dos, aunque gracias al amor y la fidelidad de la prometida de Proteo, varios disfraces, equívocos, y el humor de los criados, ambos recuperarán el antiguo respeto y el cariño mutuo.

El rey Lear

El rey Lear

El anciano Lear decide abdicar y legar el trono a sus hijas. Pero, dudando a cuál de ellas hacerlo, opta por someterlas a prueba. A las dos más cariñosas, Regan y Goneril, les cede una parte del Reino, pero a Cordelia, la que de verdad lo quiere aunque sea más hosca, la deshereda, pensando que no lo ama. Con el tiempo se demostrará que la realidad era precisamente al revés y la única que permanece al lado de su padre es Cordelia, mientras sus hermanas se disputan el trono. Todo ello desencadena hechos trágicos en los que ejercen un importante papel el conde de Glocester y sus hijos, cuyas circunstancias se configuran como una acción secundaria de la principal. Drama viejo como el mundo. Pero la equivocación en un gran hombre tiene consecuencias grandes, y Lear verá pronto cómo su decisión de retiro del mundo es acatada por sus hijas Goneril y Regan con un fervor que desafía sus mayores expectativas. Despojado, escarnecido, vilipendiado y atormentado por su injusticia hacia Cordelia y el Conde de Kent (conmovedor este personaje con su fidelidad por encima de todo, incluso después de caer en desgracia), Lear acaba por perder la razón. Así como en Julio César la ausencia del líder era el nudo central de la trama, aquí la locura de Lear, es otra forma de muerte, se instala casi desde el principio, y sus efectos se hacen notar en seguida, exponencialmente, como en un cataclismo. Cunde el caos, los partidismos, las traiciones. Un drama sobrecogedor —palabra un poco gastada, pero aquí más justa que nunca— sobre la condición humana, las miserias de la vejez y los finos límites que bordean la locura; un límite a menudo decidido de manera arbitrariamente interesada. También es una de las pocas obras de Shakespeare con una tremenda explícita escena de tortura, que resalta aún más su filiación directa, descarnada, brutal, con lo más profundo de la tragedia griega. Shakespeare nunca repite sus encantos, pero esta obra es de esas que tienen un brillo especial, un lugar aparte de oscuro talismán de muerte. Igual que Macbeth es única, igual que Hamlet es única, igual que El mercader de Venecia es única… En realidad Shakespeare es siempre único.

Julio César

Julio César

La obra se ambienta en el año 44 antes de nuestra era, y narra los acontecimientos que acompañaron la muerte del célebre militar y cónsul romano. La conspiración de varios personajes de alcurnia para asesinar a Julio César, el éxito del complot, y el posterior castigo de los culpables se abordan desde la perspectiva de Bruto. Este personaje es también un militar destacado, que tiene una relación afectiva muy cercana con César (la amante del cónsul es la madre de Bruto), y se debate entre sus vínculos filiales y el ideal patriótico al participar en la maquinación del homicidio. La gran mayoría de los críticos e historiadores de Shakespeare, concuerdan en que la obra refleja la ansiedad general de Inglaterra, a causa de los temores sobre la sucesión del liderazgo. En el momento de su creación y primera representación, la reina Isabel I, una fuerte monarca, se encontraba desgastada y se había negado a nombrar a un sucesor, llevando a entrever una posible guerra civil, similar a aquella que se levantó en Roma tras la muerte de su emperador.

Macbeth. Una tragedia en 5 actos

Macbeth. Una tragedia en 5 actos

Una de las tragedias más conocidas de William Shakespeare. Macbeth es una obra tenebrosa e inquietante a la vez que vigorosa y fascinante, debido a su tratamiento dramático del mal, del mal que nace del ansia de poder. Macbeth cuenta la historia de un crimen y castigo, entreverada de brujería y elementos sobrenaturales, cuya acción vertiginosa mantiene el interés hasta el final. Pero una obra tan activa, es también profundamente introspectiva. En ella van paralelas la acción física con el torbellino de conciencias en las que se apoya. De esta forma la obra indaga en lo prohibido, explora la trasgresión mediante un lenguaje metafórico y sensorial único, el más denso lenguaje figurado de Shakespeare, con imágenes asociadas a las tinieblas, la muerte, la naturaleza quebrantada, la crueldad, la esterilidad (el alma llena de escorpiones, el recién nacido cabalgando a lomos de un caballo en la noche, la criatura sonriente arrancada del pecho de su madre). Un torbellino de imágenes que van impresionándose en la pupila del espectador, operando a través de símbolos que van conformando una lectura coherente. La altura poética e intelectual de Macbeth no oculta ni suaviza el mundo político concreto de sangre y violencia, ambición y deslealtad en que la acción se desenvuelve.

El mercader de Venecia & Como gustéis

El mercader de Venecia & Como gustéis

El mercader de Venecia y Como gustéis pertenecen al grupo de las llamadas «comedias románticas» de William Shakespeare. En ellas, con el amor como motor principal de la acción, los protagonistas alcanzan la solución feliz en un mundo alternativo de fantasía —Belmont, en El mercader de Venecia y el bosque de Arden en Como gustéis—, no sin antes haber tenido que enfrentarse a obstáculos materiales y humanos, estos últimos personificados en seres anticómicos o malvados —Shylock y Jaime—. Pero la variedad de tonos de estas comedias no permite encerrarlas en una sola fórmula dramática.El traductor y preparador de esta edición, Ángel-Luis Pujante, nos previene en su Introducción contra cualquier lectura simplista de estas obras, desvelando las ironías, ambigüedades y sutilezas de El mercader de Venecia, así como el carácter anticonvencional de Como gustéis, en la que, a través de un excelente ejercicio literario, Shakespeare expresa con gran sabiduría la teatralidad de la vida.

Otelo

Otelo

La historia original del moro de Venecia, de Gianbattista Cinthio (1565), sirvió a William Shakespeare para crear Otelo, la única de sus «grandes tragedias» basada en una obra de ficción. Contraviniendo la imagen isabelina del «moro», Shakespeare invierte los papeles de los protagonistas y otorga a Otelo el carácter de hombre noble y aristocrático, mientras que reserva para el italiano Yago la perversidad y la hipocresía, desarrollando en él uno de los estudios más profundos del mal. Otelo se representa como la tragedia de la incomprensión, en la que luchan el amor puro, la pasión, el orgullo, los celos, la venganza…, y en la que al final el protagonista, como un auténtico héroe trágico, consciente de su degradación y de su perdida, escribe su propio epitafio con la angustia del héroe destrozado.
Ángel-Luis Pujante, catedrático de Filología Inglesa de la Universidad de Murcia, argumenta en su Introducción los procedimientos retóricos y poéticos de esta obra de acción, cuya ironía estructural y dramática la convierte en una de las tragedias más intensas del teatro universal.

Dramas históricos

Dramas históricos

La presente edición reúne los diez dramas históricos compuestos por William Shakespeare (1564-1616). En ella se recogen las traducciones de Ángel-Luis Pujante, reconocido especialista en Shakespeare, publicadas en la colección Austral, y se incluyen cinco traducciones inéditas: Enrique VI. Primera parte (de Ángel-Luis Pujante), Enrique VI. Segunda parte y Enrique VI. Tercera parte (de Alfredo Michel), El rey Juan (de Salvador Oliva) y Enrique VIII (de Ángel-Luis Pujante y Salvador Oliva), junto con la traducción de Enrique V (de Salvador Oliva), que apareció por primera vez en la edición delTeatro selecto de William Shakespeare publicada en 2008.

Tragedias

Tragedias

Las tragedias de Shakespeare representan una de las cumbres de la literatura universal. Su grandeza radica en una mirada visionaria de la condición humana, en la honestidad al mostrar las pasiones más oscuras, en su forma de tratar el amor, la muerte, el destino, los lazos familiares, la locura, la amistad o el afán de poder. En ellas se trazan complejos laberintos de emoción y reflexión que han convertido a sus personajes en arquetipos literarios: de Hamlet a Lear, de Macbeth a Yago, de Ofelia a Lady Macbeth.

Tragedias es el segundo volumen de una colección de cinco que reúne la obra completa de Shakespeare. Aquí se incluyen Tito Andrónico, Romeo y Julieta, Julio César, Hamlet, Otelo, El rey Lear, Macbeth, Antonio y Cleopatra, Timón de Atenas y Coriolano. Esta edición, a cargo de Andreu Jaume, quien firma también la introducción, presenta las mejores traducciones contemporáneas, respetando el verso y la prosa originales. Un festín para los amantes de las buenas letras.

Dramas históricos (ed. Andreu Jaume)

Dramas históricos (ed. Andreu Jaume)

De entre todas las pasiones que Shakespeare retrató a lo largo de su extensa obra, la fascinación por el poder es quizá una de las más oscuras; y en ella se centran todos sus dramas históricos. Más allá del episodio anecdótico, generalmente referido a momentos clave del auge de la dinastía Tudor —de Ricardo II a Enrique VIII, de la Guerra de las Dos Rosas a los inicios de la reforma anglicana—, Shakespeare se interesa por el hombre que se oculta tras la máscara de un monarca.

Dramas históricos es el tercer volumen de una colección de cinco que reúne la obra completa de Shakespeare. Aquí se incluyen la trilogía de Enrique VI, Ricardo III, El rey Juan, Ricardo II, las dos partes de Enrique IV, Enrique V y Enrique VIII. Esta edición, a cargo de Andreu Jaume, quien firma también la introducción, presenta las mejores traducciones contemporáneas, respetando el verso y la prosa originales. Un festín para todos los amantes de las buenas letras.

El rey Lear (Bilingüe)

El rey Lear (Bilingüe)

El rey Lear es el mayor logro de Shakespeare y una de las obras más radicales que ha dado la literatura occidental. Lear es un viejo rey que decide de pronto dividir su reino entre sus tres hijas pidiéndoles a cambio que les expresen su grado de amor. Goneril y Regan se deshacen hipócritamente en halagos y Cordelia, la pequeña y favorita, contesta que no dirá nada, una respuesta que desata la furia de su padre y el principio de un viaje hasta lo más hondo de la condición humana. Desnudo ante el mundo, Lear se verá despojado de sus dominios, de su autoridad, de su cordura y de lo que más ha querido. Nada hay en esta obra que no sea interrogado.

Cuando se cumplen cuatrocientos años de la muerte de Shakespeare, publicamos una nueva edición y traducción de esta magna tragedia al cuidado del editor y crítico Andreu Jaume.