Momentos de vida

Momentos de vida

Publicada p√≥stumamente en 1976, Momentos de vida es la √ļnica obra autobiogr√°fica de Virginia Woolf. Los seis textos que conforman el libro fueron encontrados a la muerte de su marido, Leonard Woolf, en su archivo, y constituyen un viaje cronol√≥gico por los momentos √°lgidos de la vida de la gran escritora: desde su infancia y su adolescencia hasta los or√≠genes del grupo de Bloomsbury, pasando por el despertar de su vocaci√≥n o el an√°lisis de su relaci√≥n con la Historia. Un magn√≠fico memorial a un mundo desaparecido: el que precedi√≥ a la Segunda Guerra Mundial.

El humor de mi vida

El humor de mi vida

‚ÄúEn El humor de mi vida no esper√©is encontrar una morbosa tragedia rom√°ntica de sufrimiento y dolor. Si era justo lo deseado, Shakespeare est√° al fondo del tercer pasillo, en el segundo estante a mano derecha. Aqu√≠ encontrar√©is un viaje en el que he aprendido sobre la vida, la muerte y sobre m√≠ misma. Espero que lo disfrut√©is y que, llegado el caso, os sirva de ayuda‚ÄĚ.
PAZ PADILLA
‚ÄúUn libro maravilloso: he re√≠do, he llorado y, sobre todo, he aprendido con √©l‚ÄĚ.
RAFAEL SANTANDREU
Nadie nace preparado para morir y muy pocas son las personas que finalmente realizan una adecuada preparación. Somos una sociedad que vive de espaldas a la muerte por puro terror. Rehuimos hablar de ella, nos prohibimos reflexionar sobre ella y negamos por sistema su existencia, por si, de esta manera, logramos evitarla.
Asumámoslo, nacemos, crecemos, asistimos a un sinfín de sitios por compromiso a los que no queremos ir, algunos insensatos nos reproducimos y nos morimos. Esta concepción de la muerte como un proceso natural es algo que tiene muy presente Paz Padilla, quien ha tenido que afrontar en cuestión de meses la pérdida de dos personas irremplazables: su madre y el amor de su vida, Antonio.
A trav√©s de la narraci√≥n de su singular historia de amor, la humorista y presentadora comparte el trabajo personal de aceptaci√≥n realizado para acompa√Īar a su marido en sus √ļltimos d√≠as. El amor se entremezcla con el humor descarado que la caracteriza para hablar de la muerte sin tab√ļes, sin pelos en la lengua y sin miedo.

Ejercicios de memoria

Ejercicios de memoria

Veintitrés ejercicios de memoria que rememoran los momentos clave de la vida de Andrea Camilleri, ilustrados por artistas italianos de la talla de Alessandro Gottardo, Gipi, Lorenzo Mattotti, Guido Scarabottolo y Olimpia Zagnoli.

A pesar de haberse quedado ciego a los noventa y un a√Īos, Andrea Camilleri no se dej√≥ amedrentar por la oscuridad, igual que nunca tuvo miedo a la p√°gina en blanco. El autor siciliano escribi√≥ dictando hasta el final de sus d√≠as, y con la oralidad encontr√≥ una nueva forma de contar historias. Desde el principio de su ceguera, se aplic√≥ al ejercicio de la memoria con la misma disciplina f√©rrea con la que hab√≠a trabajado toda su vida. Con persistente lucidez, se dedic√≥ a hilvanar los recuerdos de una vida larga y prol√≠fica, haciendo gala de una agudeza mental √ļnica y su particular visi√≥n del mundo.

Este libro nació como un ejercicio para practicar esta nueva forma de escritura, una especie de cuadernillo de vacaciones: veintitrés relatos concebidos en veintitrés días. En ellas, el autor rememora episodios clave de su vida, retrata a los artistas que tuvo en más estima y repasa la historia reciente de Italia, la que ha vivido en primera persona. Un juego literario donde se entrelazan sonidos, conversaciones e imágenes que nunca podrá sacarse de la cabeza.

Hasta que puedas quererte solo

Hasta que puedas quererte solo

Un profundo viaje al mundo de las adicciones, sin estereotipos ni acartonamientos, que exhibe el costado m√°s humano del infierno.

¬ęLa puerta pesaba sobre el lado m√°s oscuro de mi alma. Con total seguridad, supe que cualquier puerta iba a ser? ‚Äúesa puerta‚ÄĚ y que sin duda me llevar√≠a a uno de esos lugares horribles que existen en determinadas dimensiones del universo y que est√°n ah√≠, cerca, a una botella de distancia.¬Ľ

Pablo Ramos convoca en este libro a todos sus fantasmas, que son también los de una sociedad donde el alcoholismo y la adicción a las drogas dibujan el paisaje cotidiano de las familias y los barrios. Los convoca y los desnuda, para mostrar desde adentro cómo es, en el más crudo día a día y lejos de estigmatizaciones y complacencias, la vida de un adicto.

Adictos que no son estereotipos, sino seres humanos que se llaman Lul√ļ, Isabel, Willy, Rolando, Andrea‚Ķ y el propio autor, que escribi√≥ estas cr√≥nicas con conocimiento de causa, en el vaiv√©n de sobriedades y reca√≠das, y con la convicci√≥n de que existe una salida: el Programa de los Doce Pasos.

Hasta que puedas quererte solo revela lo que la droga da y lo que quita, el agujero negro de la necesidad que viene a llenar pero que sólo vuelve más profundo, la dolorosa lucha de la abstinencia y, en el trasfondo, el infierno del desamor y la bendición de la ternura.

Diccionario de las cosas que no supe explicarte

Diccionario de las cosas que no supe explicarte

¬ęEsto no es un diccionario. aqu√≠ detr√°s no hay estudiosos, ni acad√©micos, ni gente que sepa de lo que habla. Aqu√≠ tienes 44 a√Īos de aprendizajes emocionales y sentimentales resumidos en frases, definiciones y sentencias m√°s o menos acertadas, eso ya lo decidir√°s t√ļ.¬Ľ.

Risto, en su pura esencia, escribe lo que siente. No pretende definir las cosas, sino lo que significan para él: sentimientos, emociones, experiencias personales, etc., que nos harán identificarnos con él en muchas ocasiones, o no, pero que, como todo lo que escribe, están maravillosamente contados, con ironía, humor e ingenio.

El huerto de Emerson

El huerto de Emerson

Tras el √©xito prolongado de¬†Lluvia fina, Luis Landero retoma la memoria y las lecturas de su particular universo personal donde las dej√≥ en¬†El balc√≥n en invierno. Y lo hace en este libro memorable, que vuelve a trenzar de manera magistral los recuerdos del ni√Īo en su pueblo de Extremadura, del adolescente reci√©n llegado a Madrid o del joven que empieza a trabajar, con historias y escenas vividas en los libros con la misma pasi√≥n y avidez que en el mundo real. En¬†El huerto de Emerson¬†asoman personajes de un tiempo a√ļn reciente, pero que parecen pertenecer a un ya lejano entonces, y tan llenos de vida como Pache y su boliche en medio de la nada, mujeres hiperactivas que sostienen a las familias como la abuela y la t√≠a del narrador, hombres callados que de pronto revelan secretos asombrosos, o novios c√°ndidos como Florentino y Cipriana y su enigm√°tico cortejo al anochecer. A todos ellos Landero los convierte en pares de los protagonistas del¬†Ulises, cong√©neres de los personajes de las novelas de Kafka o de Stendhal, y en acompa√Īantes de las m√°s brillantes reflexiones sobre escritura y creaci√≥n en una mezcla √ļnica de humor y poes√≠a, de evocaci√≥n y encanto. Es dif√≠cil no sentirse transportado a un relato contado junto al fuego.

Atando clavos: Carrasco, el crimen perfecto

Atando clavos: Carrasco, el crimen perfecto

“El caso Carrasco es la causa por la cual se suspendi√≥ en la Argentina el Servicio Militar Obligatorio. Atando Clavos explora la llamada ‚ÄúHistoria Oficial‚ÄĚ del caso Carrasco, que al d√≠a de hoy no ha podido despejar interrogantes que tienen que ver con la inocencia de los condenados por el crimen: ¬ŅPor qu√© la pol√≠tica y el ej√©rcito ten√≠an intereses creados en el caso? ¬ŅPor qu√© s√≥lo indicios y ninguna prueba en contra de los acusados? ¬ŅPor qu√© la resistencia a investigar a fondo? ¬ŅPor qu√© las condenas de homicidio no fueron avaladas por la investigaci√≥n posterior? ¬ŅPor qu√© se abandon√≥ la causa por los encubrimientos hasta su prescripci√≥n? Atando Clavos… despejar√° estas y otras tantas preguntas hasta ahora sin respuesta y explicar√° porqu√© el de Carrasco, es un crimen perfecto.”

Hambre

Hambre

En sus tremendamente populares ensayos y en su blog de Tumblr, Roxane Gay ha escrito con intimidad y sensibilidad sobre la comida y el cuerpo, usando sus propias luchas emocionales y psicológicas como una forma de explorar nuestras ansiedades compartidas sobre el placer, el consumo, la apariencia y la salud.
Como mujer que describe su propio cuerpo como `salvajemente indisciplinado`, Roxane comprende la tensión entre el deseo y la negación, entre el confort con uno misma y cuidarse.
En Hambre explora su pasado, incluido el devastador acto de violencia que supuso un punto de inflexión en su joven vida, y acerca a los lectores en su viaje para comprender y finalmente salvarse a sí misma.

Joaquin Sabina. Perdonen la tristeza

Joaquin Sabina. Perdonen la tristeza

Esta edici√≥n, ampliada y puesta al d√≠a, supone el retrato biogr√°fico m√°s completo del artista andaluz. El autor, el √ļnico periodista que ha escrito un libro sobre Sabina con el propio Sabina, el que m√°s veces lo ha entrevistado y quien mejor conoce las claves de su cancionero, ha revisado el texto original y analizado los aspectos m√°s relevantes de su trabajo a partir del irrepetible 19 d√≠as y 500 noches (discos de estudio, recopilatorios y en directo; giras propias y compartidas; colaboraciones con otros m√ļsicos; libros). En total, m√°s de un tercio de este volumen es in√©dito.

Fin

Fin

Mi lucha, de Karl Ove Knausg√•rd, alcanza el Fin, y lo hace llev√°ndonos hasta el principio: Knausg√•rd, enfrentado a un callej√≥n sin salida literario y un punto muerto existencial, acaba de volcar sus ansiedades (y exponer a sus allegados) en La muerte del padre, y se dispone a publicarla. Se hace fotos para el lanzamiento, se prepara para las primeras entrevistas promocionales, da, nervioso, a leer el manuscrito y recibe respuestas mayormente conformes. Y, de pronto, una bomba anunciada por dos palabras, ¬ęViolaci√≥n verbal¬Ľ, que encabezan el e-mail que a Knausg√•rd le manda su t√≠o Gunnar: un e-mail que lo acusa de haber escrito un libro lleno de mentiras bajo el influjo adoctrinador de su madre, y que anuncia medidas legales si este llega a ver la luz. Una bomba que sacude al autor e impacta contra la l√≠nea de flotaci√≥n de su proyecto, que busca poner la memoria al servicio de la honestidad: Knausg√•rd tendr√° que preguntarse si la primera no lo est√° traicionando, comprometiendo as√≠ la segunda, y, en caso negativo, cu√°les son los efectos de querer ser honesto a toda costa.
Y, a raíz de ello, el Knausgård más minucioso y exhaustivo, el más desenvuelto y proteico, capaz de entreverar su hiperrealismo doméstico de variadísimas reflexiones y derivas ensayísticas, inicia un excurso de una osadía casi desafiante y una inusual capacidad asociativa donde del peso del nombre en la familia y en la construcción de la identidad se pasa a su peso en la literatura, y de ahí al Holocausto y a Hitler y su Mi lucha, examinando las formas a veces perversas en que puede influir en la realidad la palabra.
Y cuando el excurso termina, de vuelta en casa al otro lado de la palabra, a Knausgård le espera la realidad en toda su crudeza. Fin redobla esfuerzos para conseguir un cierre a la altura de Mi lucha, amplificando las propiedades más relevantes del estilo knausgårdiano: su maximalismo, su libertad formal y expresiva, su transparencia, su urgencia sin maquillar, su capacidad para englobar todo lo que bulle y late en una vida. El resultado regresa al terreno de La muerte del padre y Un hombre enamorado para, potenciando sus logros, entregar páginas agudas e inmediatas, dolorosas y emocionantes, sobre la familia, la paternidad, la pareja, la escritura y el equilibrio inestable que todas ellas mantienen: la encrucijada sobre la que Knausgård ha edificado un monumento literario que ya está, ahora, deslumbrantemente completo.

Tiene que llover

Tiene que llover

De los a√Īos que captura este libro, apenas quedan unos pocos recuerdos, nos dice el autor. Y, por encima de todos, uno: el de la ignorancia, la ingenuidad, el fracaso. Y, sin embargo, en Tiene que llover un Knausg√•rd concentrado y frontal exprime su prodigiosa capacidad evocativa para, cerrando el c√≠rculo, describir el camino por el que lleg√≥ a convertirse en el autor que conocimos con La muerte del padre, y dar v√≠vido testimonio de los impedimentos, errores y tropiezos que contribuyeron a conformarlo.
Un camino que empieza, en 1988, donde terminar√≠a catorce a√Īos m√°s tarde: en Bergen, con un veintea√Īero Karl Ove convertido en el alumno m√°s joven de la Academia de Escritura de la ciudad, y plet√≥rico de un entusiasmo que no tarda en abandonarle. Y es que el precoz novelista se revela inepto en todos los frentes: el social, el amoroso, el literario. Sus textos son infantiles, est√°n hechos de clich√©s, y Karl Ove combate (bebiendo, saliendo de esta, enzarz√°ndose en peleas o coqueteando con la delincuencia) la lacerante constataci√≥n de no ser un escritor en absoluto.
Pese a ello, persiste: va a la universidad, envía algunos cuentos, cosecha algunos rechazos, descubre un talento inesperado para la crítica literaria. Y tras sus primeros romances frustrados, el amor: Tonje, con la que se casará, y junto a la que verá cómo, cuando ya casi no lo esperaba, se convierte en algo parecido al autor que siempre había anhelado ser. Hasta que la insatisfacción que también lo había perseguido siempre se imponga, dando un sonoro carpetazo a la época que se dibuja en este libro: un tiempo del que emerge completa la silueta de un hombre atormentado, contradictorio e imperfecto, cada vez más próximo a emprender el autoanálisis inmisericorde que le llevará a descubrir el alcance de su vocación, tan trabajosamente conquistada. El mismo autoanálisis al que los lectores de todo el mundo han asistido, imantados, a lo largo de una saga de ambición infrecuente y escala titánica, que con Tiene que llover (veloz, libre, esencial, desnudo) entrega otro volumen inolvidable muy cerca de la culminación definitiva.

Carta al Greco

Carta al Greco

¬ęClamo a la memoria de este recuerdo, re√ļno mi vida dispersa en el viento, de pie como un soldado ante el general, hago mi informe al Greco: porque √©l est√° forjado con la misma tierra cretense que yo y puede comprenderme mejor que todos los luchadores vivientes o extintos¬Ľ. √Čste es el testamento de Kazantzakis, la obra que emprendi√≥ en 1956. Es de imaginar la riqueza y el valor documental excepcional de este texto en que Kazantzakis explica la g√©nesis de cierto n√ļmero de sus obras ‚ÄĒnovelas, teatro, y sobre todo la Odisea‚ÄĒ y de paso precisa su significaci√≥n filos√≥fica, moral o religiosa. As√≠ mismo, la Carta al Greco aclara, sin propon√©rselo, los procedimientos de creaci√≥n del escritor, pues aqu√≠ se dan temas y hechos ya observados en su obra novelesca. La Carta al Greco ‚ÄĒjuntamente documento literario y confesi√≥n de un alma excepcional- ocupa el primer puesto en la obra de Kazantzakis, cuyo noble tono logra elevar a un nivel de gracia insuperable. ‚ÄúMi alma entera es un grito y mi obra entera es la interpretaci√≥n de este grito‚ÄĚ.

Cartas desde la prisión

Cartas desde la prisión

Una amplia selecci√≥n de las cartas que forjaron una esperanza y, con el tiempo, un pa√≠s nuevo. El retrato m√°s √≠ntimo de un hombre excepcional publicado en el centenario de su nacimiento. Nelson Mandela fue condenado a cadena perpetua en 1962. Ten√≠a 44 a√Īos y pasar√≠a 27 entre rejas, 18 de ellos en el tristemente famoso penal de Robben Island, donde los presos eran sometidos a un trato inmisericorde. Nunca flaque√≥, jam√°s perdi√≥ la dignidad: ni renunci√≥ a sus principios ni permiti√≥ que la sinraz√≥n lo envileciera. Durante los 10.052 d√≠as de cautiverio escribi√≥ cientos de cartas a las autoridades penitenciarias, a sus compa√Īeros de lucha, a familiares o amigos, a su mujer y a sus hijos. En ellas reclama derechos a funcionarios inclementes; insta a proseguir el combate; recuerda momentos felices; muestra cari√Īo, dolor o a√Īoranza; elogia y anima, consuela y aconseja‚Ķ Las 255 cartas aqu√≠ reunidas componen el retrato m√°s completo del h√©roe que encabez√≥ la liberaci√≥n de su pueblo y del individuo entra√Īable que asomaba tras la figura p√ļblica, pero son tambi√©n un documento que refleja como ning√ļn otro la perspectiva humana de un episodio √ļnico en la historia contempor√°nea.

El color de la libertad

El color de la libertad

El color de la libertad contin√ļa las memorias que Mandela public√≥ en El largo camino hacia la libertad, relatando sus a√Īos como presidente. La extraordinaria historia de un pa√≠s en transici√≥n y los retos que afront√≥ el premio Nobel de la Paz al luchar por que su visi√≥n de una Sud√°frica liberada se convirtiera en realidad.

¬ęHe descubierto el secreto de que, tras subir a una colina, uno descubre que hay muchas m√°s colinas detr√°s. Me he concedido aqu√≠ un momento de reposo, para lanzar una mirada hacia el glorioso panorama que me rodea, para volver la vista atr√°s hacia el trecho que he recorrido. Pero solo puedo descansar un instante, ya que la libertad trae consigo responsabilidades y no me atrevo a quedarme rezagado. Mi largo camino a√ļn no ha terminado.¬Ľ
Nelson Mandela, El largo camino hacia la libertad

En 1994, Nelson Mandela se convirti√≥ en el primer presidente democr√°tico de Sud√°frica. Desde el comienzo, se comprometi√≥ a ocupar el cargo durante una √ļnica legislatura de cinco a√Īos. A lo largo de su presidencia, tanto √©l como su gobierno garantizaron que todos los ciudadanos sudafricanos fueran iguales ante la ley, y sentaron las bases para que un pa√≠s desgarrado por siglos de colonialismo y apartheid se convirtiera en una democracia plenamente operativa.

El color de la libertad es la historia de los a√Īos presidenciales de Mandela, una obra basada en gran medida en las memorias que √©l empez√≥ a escribir cuando estaba concluyendo su legislatura, pero que no pudo terminar. Ahora, el prestigioso escritor sudafricano Mandla Langa ha completado la labor, utilizando el inacabado borrador de Mandela, las notas detalladas que el presidente fue tomando a medida que se desarrollaban los acontecimientos y una ingente cantidad de material clasificado.

Prologado por la viuda de Mandela, Gra√ßa Machel, el resultado es un relato v√≠vido y a menudo inspirador de la presidencia de Mandela y de la creaci√≥n de una nueva democracia.

Una promesa a Nadia

Una promesa a Nadia

Tras el enorme √©xito de Vendidas, Zana Muhsen nos relata la continuaci√≥n de su historia. De nuevo, una denuncia valerosa contra la opresi√≥n de la mujer en el mundo isl√°mico, un testimonio abrumador que deriva de una aut√©ntica lucha tit√°nica a favor de la libertad. Zana, hija de inglesa y yemenita, nacida y educada en Gran Breta√Īa, fue, junto a su hermana Nadia, objeto de transacci√≥n entre su padre y otros connacionales de ese pa√≠s ar√°bigo.
Ahora, Zana recuerda el hijo al que renunci√≥ y a la hermana que dej√≥ en Yemen, un pasado que a√ļn es presente para ellos. Una promesa a Nadia, al margen de ser un libro con un alto contenido de denuncia social -corrupci√≥n administrativa, responsabilidad de los gobiernos, esclavitud infantil y racismo latente-, no deja de sorprender por su dosis de la m√°s sutil sensibilidad: un relato de promesas e incomprensiones, de feminidad y de l√°grimas, de fuerza interior y resistencia espiritual frente a las humillaciones.

Vive como un mendigo, baila como un rey

Vive como un mendigo, baila como un rey

Ignatius Farray es al humor lo que el agua es a la vida, es decir, un elemento necesario. No porque sea parte de La vida moderna, tenga un Premio Ondas, haya estado nominado a los Emmy y convoque a miles de personas en sus mon√≥logos cada a√Īo; tampoco porque sea invitado recurrente de La resistenciaLate MotivIlustres ignorantes y cualquier otra manifestaci√≥n de la risa que valga la pena; no. Ignatius Farray es necesario porque es imprevisible. ¬ŅY qu√© libro puede hacer un t√≠o imprevisible? Qui√©n sabe‚Ķ

Dicen los rumores que Vive como un mendigo, baila como un rey puede definirse como un viaje a la cabeza dislocada de Ignatius. Un recorrido tan improbable como real desde una sala de catequesis en Tenerife hasta los escenarios y plat√≥s de Madrid, con escalas en Londres y M√≥stoles. ¬ŅCu√°ndo dej√≥ nuestro h√©roe de lado al ni√Īo Juan Ignacio y se convirti√≥ en Ignatius? ¬ŅQu√© tuvo que pasar para que se erigiera como el comediante m√°s comprometido y surreal de nuestro pa√≠s?

Memorias, teor√≠a del humor, ilustraciones y documentos nunca antes vistos se entremezclan aqu√≠ para dar forma a un libro absoluto. Bienvenidos al caj√≥n de sastre del gran Ignatius Farray, el asiento en primera fila que cualquiera de sus seguidores quisiera tener.

Lo que aprend√≠ en cincuenta a√Īos

Lo que aprend√≠ en cincuenta a√Īos

CINCUENTA A√ĎOS DE UN PENSADOR CUYOS LOGROS Y P√ČRDIDAS COMPARTE AHORA CON SUS LECTORES Y AMIGOS
Despu√©s de m√°s de cien obras publicadas y de sobrevivir al coma y a la muerte de un querid√≠simo hermano menor, Ramiro Calle nos ofrece su obra m√°s l√ļcida en a√Īos. La clarividencia de estar tan cerca de la muerte le hace cuestionarse lo aprendido durante medio siglo de vida intensa. Su inesperado regreso a la vida le hace asomarse a lo que, ahora, elige desaprender para, precisamente, poder seguir aprendiendo. En esta original obra, adem√°s del texto del propio autor, encontramos un profundo y sagaz cuestionario en el que su √≠ntimo amigo y editor de Kailas, √Āngel Fern√°ndez Fermoselle, intenta conocer lo que no ha logrado averiguar en m√°s de dos d√©cadas de sincera amistad. Nos encontramos ante la obra m√°s importante e intensa de Ramiro Calle desde En el l√≠mite. Ante, posiblemente, su obra definitiva.

Memorias

Memorias

Albert Speer es con mucho el personaje m√°s interesante del III Reich nazi, luego de Hitler. No obstante su suerte fue mucho mejor, no se suicid√≥, no lo ahorcaron como a otros dirigentes principales, s√≥lo fue condenado a 20 a√Īos de prisi√≥n y en la c√°rcel escribi√≥ sus memorias, donde toma adecuada distancia respecto de su f√ľhrer.

Speer fue un muy capaz, y adem√°s un gran -encantador de serpientes-, no s√≥lo encandil√≥ a Hitler sino tambi√©n a los aliados, una vez derrotada Alemania. Todo eso con ser el que dirigi√≥ la industria armament√≠stica de los √ļltimos a√Īos de su pa√≠s, y por lo tanto fue el responsable directo de la resistencia del r√©gimen y de todos los asesinatos que se cometieron, por su prolongaci√≥n, en ese tiempo (asesinatos y crueldades que no fueron menores que las de otras √©pocas sino comparativamente mucho mayores).

Amigo √≠ntimo de Hitler, confidente de la que fue despu√©s su mujer, con acceso directo al m√°s privado c√≠rculo de las amistades de los jerarcas nazis, resulta incre√≠ble (vista la situaci√≥n con ojos de principios del siglo XXI) que este hombre haya salido tan bien parado de la contienda donde su patria termino asolada e invadida completamente por los aliados. Speer muri√≥ reci√©n en 1981 y fue el √ļnico gran dirigente nazi que tuvo oportunidad de observar el mundo posterior a su mundo. Preso en Spaundau hasta 1966, fue liberado y vivi√≥ tranquilamente sus √ļltimos a√Īos. Si Dios no lo castig√≥ a posteriori, ser√≠a el ejemplo perfecto de que los malos, si son inteligentes y tienen don de gentes, pueden prosperar perfectamente en este planeta, y si pierden, se van unos a√Īos a la sombra? y a escribir sus memorias como un buen patriarca.

Orient-Express: El tren de Euro

Orient-Express: El tren de Euro

El Orient-Express fue durante d√©cadas el s√≠mbolo de una Europa diversa llena de personajes variopintos, de olores, colores y sabores unida por este tren que, m√°s que un medio de transporte, fue una extraordinaria forma de civilizaci√≥n y de entendimiento entre los pueblos. Mauricio Wiesenthal, con su prosa envolvente y fragante, nos transporta a pa√≠ses y estaciones, narra sus historias y leyendas, y crea un relato v√≠vido y evocador, a caballo entre las memorias y el ensayo. ‚ÄúLa literatura del tren tiene que ser, por fuerza, impresionista y confusa. El tren nos da un destino, una distancia, un m√°s all√° sin trascendencia ni juicio final. Y eso hace m√°s bellas y voluptuosas las historias que, como las noches del tren o las aventuras de amor, no tienen principio ni fin‚ÄĚ.

Morir de pie

Morir de pie

¬ęYo har√© que se las devuelvan¬Ľ, le prometi√≥ Emiliano Zapata a su padre‚Ķ As√≠ iniciar√≠a una lucha agraria que transformar√≠a el destino de un pa√≠s.

Emiliano Zapata est√° dispuesto a volver a la lucha, pero 1919 le tiene preparado un sangriento rev√©s. Es traicionado por quien menos lo espera, y en sus √ļltimos momentos de vida recuerda su infancia, sus batallas y a las personas que lo acompa√Īaron desde la cuna hasta el campo de batalla.

En viva voz, Zapata relata fuerte y claro los momentos más importantes de la Revolución mexicana, como el inicio de la lucha armada, su reunión con Francisco Villa en la Ciudad de México, y su intrigante relación con el yerno de Porfirio Díaz; así como su ideal en Tlaltizapán y las razones que lo llevaron a escribir el famosísimo Plan de Ayala.

A cien a√Īos de la muerte de Emiliano Zapata, Morir de pie adentra al lector a la apasionante vida de uno de los personajes m√°s emblem√°ticos de la Revoluci√≥n mexicana, y a un importante legado que permanece m√°s vivo que nunca.

Antes que anochezca

Antes que anochezca

El 7 de diciembre de 1990 el escritor cubano Reinaldo Arenas, en fase terminal del SIDA, se suicidaba en Nueva York dejando este estremecedor testimonio personal y político, que terminó apenas unos días antes de poner fin a su vida. Arenas, en efecto, reunía las tres condiciones más idóneas para convertirse en uno de los muchos parias engendrados por el infierno inquisitorial y carcelario de la Cuba castrista : ser escritor, homosexual y disidente.

Silencien o no la presencia de este libro los interesados en perpetuar el enga√Īo, deseamos que sean cada vez menos los que a√ļn digan que ignoran qu√© encubr√≠a, y encubre, el c√©lebre ¬ępara√≠so caribe√Īo¬Ľ del patriarca Fidel Castro.

De los bajos fondos de la Habana, donde reptan los excluidos del sistema, a la dificultad de vivir, una vez en el exterior, neg√°ndose a la discreta neutralidad que la izquierda bien pensante espera de un exiliado cubano, la vida de Arenas fue, muy a pesar suyo, una continua peripecia vital e intelectual..

B√ļnker: Memorias de encierro, rimas y tiburones blancos

B√ļnker: Memorias de encierro, rimas y tiburones blancos

Toteking, leyenda viva del rap espa√Īol, pero sobre todo lector incansable, escribe: ¬ęViajar a tus recuerdos es buscar pelea¬Ľ. Y lo hace. Sin miedo. La figura de un padre que lo inicia en la lectura, los primeros mates en la cancha p√ļblica y la vocaci√≥n insobornable de la rima perfecta, la honestidad a tumba abierta, la necesidad de rodearte de tres (cuatro, a lo sumo) personas que te quieren, la esclavitud de tener que vivir para contarlo en canciones y en cuentos. La obligaci√≥n de encerrarte en un b√ļnker para gritar todo lo que odias de la vida. Tambi√©n lo que te hace seguir vivo.

El amor del revés

El amor del revés

El amor del rev√©s es la autobiograf√≠a sentimental de un muchacho que, al llegar a la adolescencia, descubre que su coraz√≥n est√° podrido por una enfermedad maligna: la homosexualidad: ¬ęEn 1977, a los quince a√Īos de edad, cuando tuve la certeza definitiva de que era homosexual, me jur√© a m√≠ mismo, aterrado, que nadie lo sabr√≠a nunca. Como la de Scarlett O?Hara en Lo que el viento se llev√≥, fue una promesa solemne. En 2006, sin embargo, me cas√© con un hombre en una ceremonia civil ante ciento cincuenta invitados, entre los que estaban mis amigos de la infancia, mis compa√Īeros de estudios, mis colegas de trabajo y toda mi familia. En esos veintinueve a√Īos que hab√≠an transcurrido entre una fecha y otra, yo hab√≠a sufrido una metamorfosis inversa a la de Gregorio Samsa: hab√≠a dejado de ser una cucaracha y me hab√≠a ido convirtiendo poco a poco en un ser humano.¬Ľ
El amor del rev√©s es la historia de un camino de perfecci√≥n que trata de poner al descubierto, sin clich√©s y sin moralismos, la intimidad desnuda de alguien que de repente se siente apartado de las normas sociales y trata de sobrevivir entre ellas. El autor cuenta su propia vida con una sinceridad a veces hiriente: el descubrimiento de su condici√≥n sexual, los primeros amores juveniles, los problemas psicol√≥gicos derivados de su inadaptaci√≥n, la terapia conductual que realiz√≥ para cambiar sus inclinaciones enfermas, la exploraci√≥n del sexo, las primeras relaciones afectivas, los contactos con el mundo gay y el descubrimiento progresivo y tard√≠o de la felicidad, ¬ęel valor exacto de la ternura¬Ľ.
Es tambi√©n el retrato de una sociedad infectada por la intolerancia y por el prejuicio, que busca enfermedades imaginarias para marcar su propio territorio moral. Hasta ahora Luisg√© Mart√≠n hab√≠a ido filtrando detalles de su biograf√≠a en sus novelas. En este libro convierte en objeto de la narraci√≥n su propia vida, ejemplar en el sentido cl√°sico del t√©rmino: sirve para vislumbrar a trav√©s de ella las debilidades y las grandezas de la naturaleza humana, sus miserias, sus ambiciones y sus logros. El resultado de su empe√Īo es una obra de una franqueza arrolladora y una calidad literaria excepcional que rememora d√©cadas de m√°scaras, tanteos y exploraciones, en un trayecto primero doloroso y despu√©s liberador hacia el conocimiento de uno mismo. Un retrato √≠ntimo y sin velos, una portentosa contribuci√≥n a la literatura autobiogr√°fica.

Seré frágil

Seré frágil

¬ęHace cinco a√Īos perd√≠ mucho m√°s que unos cuantos kilos: perd√≠ toda la esperanza. Parte de mi vida est√° en esta historia, que es el fruto de todo lo que aprend√≠ en ese tiempo. Espero que sirva para comprender lo que es un trastorno alimenticio, c√≥mo afecta y desgasta a una persona, c√≥mo mata. Quiero dar un soplo de esperanza a todos los que, como yo, se han sentido insuficientes, solos e incomprendidos. Quiero recordarles que su historia tambi√©n es importante.¬Ľ

Sara Soler se odia. A pesar del amor de su pareja, sus amigos y su familia, nunca se ha sentido suficiente. Todo empieza a cambiar tras la muerte de su compa√Īera de clase, Sof√≠a, despu√©s de luchar durante a√Īos contra la anorexia. En su funeral, los padres de Sof√≠a le entregan a Sara el diario de su hija, asegur√°ndole que lo han encontrado bajo una nota con su nombre. A trav√©s de sus palabras, Sara empieza a conocer los misterios de su pasado, mientras su presente se va contagiando de la mentalidad enferma de Sof√≠a. La guerra no ha hecho m√°s que comenzar. Una guerra en la que, para sobrevivir, Sara tendr√° que luchar contra s√≠ misma.