La cocina de la abuela para la moderna ama de casa

La cocina de la abuela para la moderna ama de casa

Ana Mar√≠a Calera recoge en este libro todas aquellas recetas que nos legaron nuestras abuelas, escogidas de la cocina casera y de la cocina regional, pero presentadas de una forma simplificada y f√°cil, de modo que la moderna ama de casa ‚ÄĒsea m√°s o menos experta en el arte culinario‚ÄĒ pueda presentar en su mesa los platos m√°s tradicionales del men√ļ familiar, desde los entrantes hasta los postres, pasando por todas las sabrosas recetas de siempre. Un libro de cocina con el encanto especial del ayer, para el ama de casa de hoy.

La cocina vasca

La cocina vasca

El propósito que ha animado a la autora y al editor ha sido el de ofrecer la obra actual más completa de la Cocina Vasca, poniendo al alcance de todos las sabrosísimas recetas de una cocina que ha traspasado las fronteras, alcanzando bastantes de sus platos internacional renombre.

El gran libro de la cocina espa√Īola

El gran libro de la cocina espa√Īola

La cocina espa√Īola es amplia, variada y adem√°s riqu√≠sima y sana, pero, ¬Ņc√≥mo preparar estos platos de una manera sencilla y econ√≥mica? A veces se nos presentan problemas que nos ocasionan una p√©rdida de tiempo y que, en cambio, son muy f√°ciles de solucionar, por ejemplo: ¬Ņc√≥mo evitar que la mayonesa se corte?, o ¬Ņc√≥mo saber si el pescado es fresco? Cada lector podr√° utilizar esta obra seg√ļn sus gustos, dadas las muchas posibilidades que ofrece para combinar todos los productos que tienen cabida en la cocina espa√Īola: la pasta, el arroz, las patatas o las legumbres, la carne, el pescado… Todas las recetas que ofrece el libro est√°n pensadas para cocinar sin complicaciones, pero logrando platos muy atractivos y exquisitos. En estas p√°ginas encontrar√° una complet√≠sima selecci√≥n de platos propios de la cocina espa√Īola, algunos muy conocidos, otros no tanto, pero con todos podr√° satisfacer los gustos m√°s exigentes de todas las personas que desean comer bien con platos de nuestra cultura gastron√≥mica. El gran libro de la cocina espa√Īola es realmente un manual pr√°ctico que conviene tener siempre a mano, pues incluye infinidad de trucos que nos demostrar√°n que cocinar es muy f√°cil.

El pa√≠s de los sue√Īos perdidos: Historia de la ciencia en Espa√Īa

El pa√≠s de los sue√Īos perdidos: Historia de la ciencia en Espa√Īa

La m√°s ambiciosa historia de la ciencia en Espa√Īa, imprescindible para comprender nuestro presente cient√≠fico y planificar el futuro.
En esta obra monumental, largamente necesitada, el profesor y miembro de la Real Academia Espa√Īola Jos√© Manuel S√°nchez Ron analiza, e interpreta, la historia de la ciencia que se hizo en Espa√Īa desde el siglo VII, cuando Isidoro de Sevilla escribi√≥ sus Etimolog√≠as, hasta la promulgaci√≥n de la denominada `Ley de la Ciencia` en 1986.
A lo largo de los siglos, no han faltado espa√Īoles capaces de apreciar el valor de la ciencia, entendida como un sue√Īo al que merece la pena dedicarse, por su valor intr√≠nseco, como el mejor instrumento de que disponemos para entender todo lo que nos rodea, pero tambi√©n por su innegable utilidad para facilitarnos la vida. Esta es la historia de todas esas personas -y de las instituciones en que trabajaron-, que, condicionadas por la situaci√≥n pol√≠tica, econ√≥mica, militar o social del pa√≠s, se dedicaron a la ciencia y vivieron momentos de esperanza pero tambi√©n de frustraci√≥n, al comprobar que sus sue√Īos se hab√≠an perdido, que despertaban en un pa√≠s que no era el que ellos hab√≠an deseado. Escrito con una prosa admirable, El pa√≠s de los sue√Īos perdidos nos habla del ayer, pero tambi√©n de un ma√Īana que los espa√Īoles deber√≠an esforzarse en construir.

El tren de la muerte

El tren de la muerte

El tren de la muerte fue la primera gran matanza p√ļblica de civiles de nuestra guerra. El 12 de agosto de 1936 un tren procedente de Ja√©n era inmovilizado por grupos de milicianos en un apeadero cercano a Vallecas. Sus pasajeros, m√°s de doscientos hombres y una mujer, detenidos en la provincia andaluza por su filiaci√≥n pol√≠tica de derechas o su catolicismo, ya que el principal de ellos era el obispo de Ja√©n, estaban siendo conducidos a la c√°rcel de Alcal√° de Henares. Ante la presi√≥n de los milicianos, el gobierno accedi√≥ a que los presos fueran fusilados. S√≥lo lograron escapar unos pocos que m√°s tarde contaron su espeluznante historia.
Santiago Mata ha llevado a cabo una exhaustiva investigaci√≥n, ci√Ī√©ndose a los documentos y a los hechos, y ha entrevistado a uno de los supervivientes, para lograr explicar qu√© ocurri√≥ exactamente y por qu√© m√°s tarde el bando franquista prefiri√≥ olvidar este terrible episodio.
Como dice Stanley G. Payne en el pr√≥logo, este libro no construye ninguna ¬ęmemoria¬Ľ subjetiva, sino que presenta los datos de la historia misma.

Salud mortal

Salud mortal

A lo largo del tiempo se han ido sucediendo en el mundo los sistemas de gobierno más diversos: desde la tiranía ejercida por un reyezuelo local, pasando por la aristocracia de la fuerza o el dinero, la oligarquía o la monarquía, hasta llegar a las más variadas formas de democracia. Pero cuando las circunstancias mundiales hicieron que la salud llegase a ser el bien más preciado, una sola forma de gobierno se impuso: la poliarquía ejercida por la clase médica.
En la Espa√Īa del siglo XXI, los anteriores sistemas de gobierno han sido sustituidos por una oligarqu√≠a m√©dica, en la que s√≥lo los titulados en Medicina y Cirug√≠a pueden acceder al poder y ocupar los puestos m√°s altos. Pero esta ¬ęrevoluci√≥n de la salud¬Ľ tiene su oponente: las BAE (Brigadas Antim√©dicas Espa√Īolas), que constituyen una contrarrevoluci√≥n violenta y despiadada.

De Pav√≠a A Rocroi: Los tercios espa√Īoles

De Pav√≠a A Rocroi: Los tercios espa√Īoles

Siempre mal pagados, siempre blasfemando bajo los coletos atravesados por una cruz roja, los tercios enmarcan con sus picas un periodo fulgurante de la historia de Espa√Īa, para acabar muriendo bajo sus banderas desgarradas en una larga agon√≠a en los campos de batalla europeos y, de forma m√°s dolorosa, en la memoria de sus compatriotas. De ah√≠ el colosal aporte historiogr√°fico que supuso la publicaci√≥n en 1999 de De Pav√≠a a Rocroi. Los tercios de infanter√≠a espa√Īola en los siglos XVI y XVII, de Julio Albi de la Cuesta, una obra seminal que recuperaba del olvido a `aquellos hombres que fueron tan famosos y temidos en el mundo, los que avasallaron pr√≠ncipes, los que dominaron naciones, los que conquistaron provincias, los que dieron ley a la mayor parte de Europa`.
Desperta Ferro Ediciones reedita este cl√°sico imprescindible e imperecedero que plantea un recorrido por la historia de los tercios, c√©lebres soldados de Infanter√≠a de la Monarqu√≠a Hisp√°nica, desde sus or√≠genes y nacimiento en los albores de la modernidad hasta su injustificada transformaci√≥n con el cambio din√°stico a comienzos del siglo XVIII, por su organizaci√≥n, armamento y t√°cticas, por la vida cotidiana, el esp√≠ritu de cuerpo y la disciplina y, por supuesto, por su experiencia de combate ya en los mort√≠feros campos de batalla, ya en las penosas trincheras de asedio, ya en los traicioneros puentes de las armadas. Y lo hace imprimiendo su sello de marca, dotando a De Pav√≠a a Rocroi. Los tercios espa√Īoles de v√≠vidas im√°genes y detallada cartograf√≠a hist√≥rica ausentes en la edici√≥n original.

¬°Espa√Īoles A Marruecos! : La guerra de √Āfrica 1859-1860

¬°Espa√Īoles A Marruecos! : La guerra de √Āfrica 1859-1860

Cargas de coraceros con refulgentes cascos met√°licos, agrestes cabile√Īos, de chilabas rayadas, lanceros con multicolores banderolas, la legendaria Guardia Negra, azul y roja, audaces cornetas, casi ni√Īos, bellas hebreas, presidiarios encadenados, como salidos de Los miserables, h√ļsares, blancos y celestes, a√©rea caballer√≠a marroqu√≠, envuelta en jaiques fantasmales, misteriosas ciudades santas, arias de Bellini cantadas a la luz de las hogueras por oficiales sentimentales, zocos abigarrados, curtidas cantineras vestidas a la amazona, rev√≥lver en cinto, Prim tonante, en los Castillejos, caravanas ondulantes de camellos, ataques a la bayoneta con banderas desplegadas, al comp√°s de m√ļsicas y charangas… Por estos y otros aspectos la Guerra de Marruecos de 1859-1860 ha pasado a la historia con el nombre de `Guerra Rom√°ntica`, car√°cter que comparte la misma denominaci√≥n oficial, Guerra de √Āfrica, que desorbita el √°mbito de las operaciones que se llevaron a cabo, para darles una dimensi√≥n continental. Junto a todo eso existe, sin embargo, otro rostro no tan evocador, el de una campa√Īa improvisada, lanzada en la peor √©poca del a√Īo y con medios navales insuficientes, soldados ateridos, mal cobijados en tiendas dise√Īadas para resguardar del sol, no para proteger de las constantes lluvias, y batallas in√ļtiles y costosas. Y siempre, la sombra del c√≥lera insidioso, matando a diestro y siniestro, m√°s feroz que las balas, que envi√≥ a miles de hombres a la tumba, o a hospitales donde con frecuencia agonizaban olvidados en el suelo, sobre un mont√≥n de paja podrida.
En ¬°Espa√Īoles, a Marruecos! La Guerra de √Āfrica 1859-1860, Julio Albi de la Cuesta retrata con maestr√≠a esta dicotom√≠a, porque si la guerra fue indiscutiblemente popular, miles de espa√Īoles pagaron para no ir a ella, si concit√≥ consensos de todos los partidos, la unanimidad dur√≥ poco, si obtuvo ciertas ventajas, gener√≥ decepciones, y si se derroch√≥ bravura, sobraron imprudencias censurables.

Los √ļltimos tercios: El ej√©rcito de Carlos II

Los √ļltimos tercios: El ej√©rcito de Carlos II

La tradici√≥n nos presenta el reinado de Carlos II como una √©poca marcada por los desastres, con la Espa√Īa del √ļltimo Austria en plena crisis, sumida en la decadencia e incapaz de defender sus posesiones contra las agresiones de sus enemigos. Sin medios, con unas fuerzas armadas rid√≠culas, mandadas por generales incompetentes, col√©ricos y vanidosos, el poderoso imperio se hab√≠a reducido a poco m√°s que un pobre cuerpo carcomido, enfermo, que esperaba su sombr√≠o final. Ante este cuadro nos surge una pregunta: ¬Ņfue en realidad el reinado de Carlos II tan nefasto como la historiograf√≠a tradicional nos ha dado a entender hasta ahora? Los √ļltimos tercios. El Ej√©rcito de Carlos II de Davide Maffi, uno de los mayores expertos en los ej√©rcitos de la Espa√Īa imperial, nos sit√ļa en una √©poca de grave crisis en la que las capacidades de la Monarqu√≠a Hisp√°nica se hallaban muy lejos del cl√≠max del reinado de los Austrias mayores, pero en la que, a pesar de las dificultades, las fuerzas de la Corona demostraron mantener una capacidad notable que le hicieron merecer el respecto de los adversarios y el de los aliados. La aportaci√≥n militar hispana, desgranada punto por punto en este trabajo, result√≥ fundamental para frenar las ambiciones de la Francia de Luis XIV y el ej√©rcito de Carlos II se revel√≥, en √ļltima instancia, como una fuerza en constante evoluci√≥n en consonancia con la √©poca. Adem√°s de trazar un minucioso recorrido por las grandes contiendas de la √©poca y las vastas fronteras de la Monarqu√≠a, de Flandes a Berber√≠a y de N√°poles a Am√©rica, en Los √ļltimos tercios. El Ej√©rcito de Carlos II Maffi profundiza en los entresijos del ej√©rcito del √ļltimo Austria, desde el reclutamiento en los distintos reinos de la Monarqu√≠a y la oficialidad profesional hasta la organizaci√≥n, las t√°cticas y el armamento de las tropas, sin olvidar los aspectos fundamentales sobre el arte de la guerra en una √©poca de cambios.

Antología poética

Antología poética

Francisco Brines es uno de los mayores poetas espa√Īoles de la segunda mitad del siglo XX. Su poes√≠a, que es una lucha sin cuartel entre el amor y la muerte (el primero como afirmaci√≥n de la vida y la segunda como su negaci√≥n), viene marcada por la pugna entre la infancia como ¬ęterritorio sagrado e inc√≥lume¬Ľ, Para√≠so donde todo dura y donde no hay muerte, y la insoslayable y regular decepci√≥n que trae aparejada la experiencia vital. La presente antolog√≠a po√©tica cubre la entera trayectoria del autor, desde su primer poemario (`Las brasas`, 1959) hasta el postrero (`La √ļltima costa`, 1995), adem√°s de diez poemas publicados con posterioridad, pertenecientes a un libro in√©dito, que iluminan su √ļltima etapa.

El ej√©rcito de Flandes y el Camino Espa√Īol 1567 1659

El ej√©rcito de Flandes y el Camino Espa√Īol 1567 1659

Obra cumbre la de Geoffrey Parker sobre la presencia militar en los Pa√≠ses Bajos, la guerra que empantan√≥ y marc√≥ gran parte de la pol√≠tica exterior espa√Īola, desde la II mitad del siglo XVI hasta mediados del siglo XVII, m√°s de 90 a√Īos guerreando en tierras holandesas.
PARKER, hace un magn√≠fico recorrido por la trayectoria militar, e indirectamente pol√≠tica, de los tercios espa√Īoles de Flandes en su lucha contra los rebeldes holandeses, estudiando el famoso – Camino Espa√Īol- que conduc√≠a a los tercios desde las posesiones espa√Īolas en Italia hasta los mismos Pa√≠ses Bajos, y que serv√≠a de v√≠a imprescindible de comunicaci√≥n y abastecimiento a las tropas espa√Īolas en su objetivo de dominar la revuelta.
La log√≠stica, los problemas que conlleva una guerra tan alejada de Espa√Īa, el mantenimiento en el terreno de ese ej√©rcito, los recursos necesarios para su abastecimiento (etc?), de todo esto se hace eco Geoffrey Parker, en esta magn√≠fica obra necesaria para entender lo que supuso esta rebeli√≥n para ls intereses de la Monarqu√≠a Hisp√°nica en esa parte de Europa.
El historiador hace de este libro, una valoraci√≥n comparativa de las ventajas (si de verdad hubo alguna) y desventajas que supuso para Espa√Īa la presencia militar en los Pa√≠ses Bajos. La tozudez hispana en convertir dicha guerra en un todo o nada y la pol√≠tica aplicada por los tres monarcas que participaron de lleno en la direcci√≥n del Ej√©rcito de Flandes ( des de el estallido de la revuelta en 1567 con Felipe II hasta los intentos de llegar a acuerdos de Paz con Felipe III y la vuelta a la guerra con la llegada al Trono de Felipe IV en 1621), todo esto condujo a la Corona a un callej√≥n sin salida, del cual se sali√≥ debilitado, situaci√≥n que aprovechar√≠an principalmente Francia y tambi√©n Gran Breta√Īa para seguir minando al Imperio espa√Īol.

Los Visigodos: hijos de un Dios furioso

Los Visigodos: hijos de un Dios furioso

Jos√© Soto Chica, el autor del exitoso Imperio y b√°rbaros. La guerra en la Edad Oscura, regresa con un volumen que aborda una √©poca crucial en la historia de Espa√Īa, el tiempo que hace de bisagra entre la Antig√ľedad y el Medievo, el tiempo del primer reino que se ense√Īoreo sobre toda la pen√≠nsula ib√©rica, el tiempo de los visigodos. Rastreando los nebulosos or√≠genes de los godos en Escandinavia, el libro acompa√Īa a estos en una migraci√≥n que los llev√≥ a penetrar en el Imperio romano, a saquear por primera vez en siete siglos la Ciudad Eterna y a asentarse, por fin, en la Pen√≠nsula. Los visigodos. Hijos de un dios furioso explica c√≥mo ese viaje convierte a los visigodos en un pueblo mestizo, impregnado de romanidad, un mestizaje y una romanidad que se acentuaron en Hispania, constituyendo la f√©rtil semilla que la marea isl√°mica no pudo agostar y que luego germinar√° con los primeros reinos cristianos, verdaderos ep√≠gonos espirituales del reino de Toledo. Si san Isidoro, el m√°s destaco intelectual visigodo, cantaba `¬°T√ļ eres, oh, Espa√Īa, sagrada y madre siempre feliz de pr√≠ncipes y de pueblos, la m√°s hermosa de todas las tierras, en tu suelo campea alegre y florece con exuberancia la fecundidad gloriosa del pueblo godo!`, en Jos√© Soto encontramos su digno continuador, que a√ļna al exhaustivo conocimiento del periodo una prosa √°gil y capaz de transmitir toda la √©pica que tuvo un Alarico poniendo de rodillas a Roma o un rey Rodrigo defendiendo su reino en Guadalete, hasta el fin.

El hijo del chofer

El hijo del chofer

En la Catalu√Īa donde Jordi Pujol ganaba una tras otra las elecciones y los medios constru√≠an la imagen de un oasis libre de corruptelas, la trayectoria del periodista y abogado Alfons Quint√† (1943-2016) -literariamente reconstruida aqu√≠ por Jordi Amat- refleja una perversa encrucijada de asedio y poder, dinero y tr√°fico de influencias. Crecido a la sombra de Josep Pla y periodista de gran prestigio durante la Transici√≥n, a lo largo de los a√Īos, gracias a su conocimiento de las cloacas del poder pol√≠tico y financiero, Quint√† -artista consumado del chantaje, el acoso y la manipulaci√≥n- desarroll√≥ una prestigiosa carrera medi√°tica, llena, a la vez, de claroscuros inquietantes. Fue el primer delegado en Catalu√Īa del diario El Pa√≠s, desde donde destap√≥ el caso Banca Catalana, fue el primer director de la televisi√≥n auton√≥mica catalana (nombrado por cuanto sab√≠a de la trastienda del poder, seg√ļn propia confesi√≥n), cre√≥ asimismo El Observador, un medio af√≠n al gobierno convergente, cuya hegemon√≠a termin√≥ despreciando profundamente, y acab√≥ sus d√≠as, sin apenas ser le√≠do, denunciando los recortes en sanidad y la deriva del Proc√©s. El tr√°gico colof√≥n a esta trayectoria se produc√≠a en diciembre de 2016: Alfons Quint√†, enfermo, asesinaba de un disparo a su expareja y a continuaci√≥n se suicidaba.