La tormenta de la guerra

La tormenta de la guerra

¬ŅPor qu√© no venci√≥ el Eje en la Segunda Guerra Mundial? ¬ŅPor qu√© los acontecimientos siguieron el curso que todos conocemos y no otro?¬†La tormenta de la guerra¬†no s√≥lo analiza minuciosamente el desarrollo de la estrategia b√©lica del Eje, sino que tambi√©n es una inspirada exposici√≥n, llena de fuerza y vigor, del que fuera el mayor conflicto b√©lico de la historia.

Napoleón. Una vida

Napoleón. Una vida

Desde la muerte de Napoleón Bonaparte en 1821 se han escrito innumerables libros sobre su vida. Todos los editados desde 1857 se han basado en la correspondencia que publicó su sobrino Napoleón III, distorsionada con fines políticos. Sin embargo desde 2004, la Fondation Napoléon de París ha sacado a la luz todas y cada una de las más de 33.000 cartas que firmó el propio Napoleón. La culminación de este ingente proyecto exige una reevaluación completa de la visión de este gran personaje, y esta es la primera tarea que Roberts realiza a fondo en este libro.
El autor, premiado historiador inglés, no se ha detenido en esta complicada reconstrucción sino que se han involucrado vitalmente en esta biografía. Descubrió nuevos documentos cruciales, repitió siglos después el viaje en barco de Napoleón a Santa Helena e inspeccionó cincuenta y tres escenarios bélicos en los que combatió Napoleón. El resultado de esta titánica tarea es una obra maestra sobre este controvertido personaje. La biografía definitiva de un hombre que fue capaz de modificar la historia.

Churchill . La biografía

Churchill . La biografía

Esta es, sin duda, la mejor biografía de Winston Churchill que se haya publicado.
Andrew Roberts, considerado como el mejor historiador militar brit√°nico, ha podido utilizar para su trabajo una gran cantidad de documentos que ning√ļn bi√≥grafo hab√≠a podido consultar con anterioridad, inclu√≠dos los diarios privados del rey Jorge VI, que se reun√≠a regularmente con Churchill durante la guerra. La riqueza de la documentaci√≥n que maneja permite a Roberts ahondar en la realidad humana del personaje, siguiendo su vida desde su infancia y la conflictiva relaci√≥n con su padre hasta su declive, lo cual hace que el lector pueda ¬ęver la segunda guerra mundial a trav√©s del prisma del resto de su vida¬Ľ.

Retales del pasado

Retales del pasado

Tienes en tus manos una antolog√≠a que nace con esp√≠ritu solidario. Diecinueve relatos hist√≥ricos que abarcan diversos momentos y lugares. Diecinueve autores que pretenden poner su granito de arena; paliar, aunque solo sea un poco, el abandono institucional que sufre la cultura espa√Īola. Un recorrido de miles de a√Īos de la mano de novelistas con reconocida trayectoria en el g√©nero, que unen fuerzas e ilusi√≥n en un proyecto cuyos derechos de autor ir√°n a parar a la Biblioteca Viva de al-√Āndalus, entidad dedicada al cuidado y proyecci√≥n de nuestro patrimonio. Pedazos de historia y de ficci√≥n que, unidos en el presente, conforman un telar multicolor en el que rigor y dramatismo se combinan para recordarnos lo que fuimos. Lo que somos. Lo que podemos ser. L√≠deres imbatidos que pretenden domar la naturaleza, marinos mercantes en tiempos de guerra, frailes rebeldes que buscan la luz en la oscuridad, caudillos √≠beros en lucha contra el invasor, v√≠ctimas del terror revolucionario, usureros medievales que encuentran la horma de su zapato, archiveros al rescate del pasado, genios renacentistas, arist√≥cratas persas, pilotos de caza, califas cordobeses, titanes asi√°ticos, jud√≠os sevillanos, poetisas de Lesbos, princesas egipcias, esclavas capaces de atemorizar a los poderosos, damas que luchan por el voto femenino, que conquistan territorios ex√≥ticos o se alzan contra los viejos c√°nones. Lo que te traemos solo son Retales del pasado para ayudar en el presente. Los relatos est√°n escritos por Carla Montero, Carlos Aurensanz, Carolina Molina, Francisco Narla, Javier Negrete, Javier Pellicer, Jos√© de Cora, Mado Mart√≠nez, Magdalena Lasala, Manuel S√°nchez-Sevilla, Miguel Aceytuno, Nerea Riesco, Olalla Garc√≠a, Mar√≠a Pilar Queralt del Hierro, Ram√≥n M√ļ√Īoz, Ricard Ib√°√Īez, Sebasti√°n Roa, Concepci√≥n Perea y Teo Palacios

Calígula

Calígula

Cayo Cesar Germánico se convirtió en emperador romano en el 37 d.C.
Inteligente y cultivado, aunque acomplejado por su físico, tenía dos grandes pasiones: el teatro y Drusila, la más bella de sus hermanas. Calígula comenzó su gobierno adulado por el pueblo y lo terminó siendo detestado por todos.
Se hab√≠a comportado como el peor de los dictadores, detestado por sus extravagancias, provocaciones y brutalidad. La ambici√≥n de poder era tal, que Cal√≠gula acab√≥ crey√©ndose un Dios. Pero su ceguera y autocomplaciencia le impidieron percatarse de la conspiraci√≥n que se fraguaba en torno a su persona. √Čsta es la historia de un ser fuera de lo com√ļn, conocido por su crueldad, lujuria y naturaleza desequilibrada, y por las intrigas familiares y pol√≠ticas en las que particip√≥.

Los descubridores del antiguo Egipto

Los descubridores del antiguo Egipto

Al principio no consegu√≠ ver nada, pues el aire caliente que escap√≥ de la c√°mara provoc√≥ que la llama de la vela parpadeara, pero luego, al acostumbrarse mis ojos a la luz, detalles de la estancia que hab√≠a m√°s all√° emergieron lentamente de la niebla: animales extra√Īos, estatuas y oro; por todas partes refulg√≠a el oro. Por un instante, que debi√≥ de parecerles una eternidad a los dem√°s que esperaban, me qued√© mudo de asombro, y cuando lord Carnarvon, incapaz de soportar m√°s el suspense, me pregunt√≥ con tono ansioso ¬ď¬ŅVe algo?¬Ē, no pude sino contestarle con las palabras: ¬ďS√≠, cosas maravillosas¬Ē¬Ľ.

Así recordaba el mítico Howard Carter el momento en que abrió la sepultura de Tutankhamón y ante sus ojos aparecieron las maravillas de una civilización perdida en el tiempo. Este maravilloso libro relata la historia del redescubrimiento de la civilización egipcia y recrea las vidas de los legendarios personajes que lideraron esa gesta y convirtieron a la antigua civilización egipcia en una de las que más fascinación sigue despertando en nuestros días. Por estas páginas desfilan, además de Carter y Lord Carnavon, Napoleón y su expedición de sabios, Vivant Denon, Champolion y la piedra Rosetta, el gigante Giovanni Batista Belzoni, François Auguste Ferdinand Mariette, Gaston Camilla Charles Maspero, Miss Amelia Blandford Edwards, Finders Petrie, Arthur Weigal… Una larga serie de variopintos personajes, arqueólogos, aventureros, coleccionistas y científicos obsesionados por el antiguo Egipto y descubridores de sus tesoros

Hijas de Isis: La mujer en el antiguo Egipto

Hijas de Isis: La mujer en el antiguo Egipto

¬ŅC√≥mo eran las mujeres del Antiguo Egipto? ¬ŅCu√°l era su papel en la sociedad? ¬ŅQu√© h√°bitos de vida ten√≠an? ¬ŅC√≥mo cuidaban y embellec√≠an su cuerpo?
Hijas de Isis presenta, desde una perspectiva diferente, el papel de la mujer en el Antiguo Egipto. Cualquier mujer nacida libre estaba asegurada por derecho legal a disponer de propiedades, iniciarse en la corte e incluso vivir sola sin la protecci√≥n de un guardi√°n masculino. Disfrutaban de gran influencia y poder en los asuntos de Estado, y en ocasiones establec√≠an las normas que deb√≠an regir en su reino.
Esta obra dibuja importantes aportaciones desde la evidencia histórica, arqueológica y etnográfica. Matrimonio y maternidad, trabajo en el hogar, religión y muerte son examinados con detalle. Dos de los capítulos se dedican a la mujer influyente del harem real y a las reinas semidivinas que gobernaron sus reinos.
La mujer egipcia emerge en este relato, equilibrado y simp√°tico, como una figura viva e influyente.

Simbología Sagrada

Simbología Sagrada

Los s√≠mbolos han acompa√Īado al ser humano desde los albores de su historia, cuando este sinti√≥ por primera vez la necesidad de saber cu√°l era el sentido de su existencia. Las religiones primitivas nacieron de la mano de las primeras preguntas existenciales y, poco a poco, encontraron en el lenguaje de los s√≠mbolos la mejor v√≠a para transmitir todo el conocimiento espiritual que cre√≠an atesorar. Pero ese conocimiento sagrado solo deb√≠a ser accesible para unos pocos iniciados, y por eso a menudo los s√≠mbolos son tan herm√©ticos y velados que pueden incluso pasar inadvertidos, y casi siempre son dif√≠ciles de comprender.
Desde el hombre del Paleolítico superior hasta los mayas y los incas, pasando por hititas, egipcios, celtas, griegos y romanos, vikingos, judíos, musulmanes, cristianos, cátaros y templarios, y por culturas orientales como el budismo o el hinduismo, el autor hace un recorrido por las diferentes creencias y religiones que han surgido a lo largo de la historia, buscando las claves que nos ayuden a comprender el significado oculto que yace tras la simbología sagrada de cada una de ellas.
¬ŅTienen un significado oculto los n√ļmeros que aparecen en la Biblia? ¬ŅQu√© secretos atesoran las imponentes catedrales g√≥ticas? ¬ŅEran los c√°taros conocedores de un secreto que los llev√≥ a la hoguera? Estas y otras muchas preguntas se dan cita en las p√°ginas de este libro.

Mi hermana la luna

Mi hermana la luna

En la prehistoria de Alaska, en el 7055 a. C., cuando los hombres de los poblados de las islas Aleutianas cre√≠an en la furia de Aja para sembrar la desolaci√≥n a su paso y en el poder de los hombres cuyo esp√≠ritu fuera capaz de convocar a las ballenas, nace una ni√Īa sin esp√≠ritu porque no tiene nombre. S√≥lo el d√≠a en que contrae nupcias con Amgigh, el hombre que le fue asignado en su infancia, su padre accede a darle el nombre de Kiin, ¬ęQui√©n¬Ľ en lengua aleutiana.

Poco tiempo después de haberse consumado su matrimonio, su hermano Qakan —que la odia— hunde su barcaza en la playa y hace creer a todos que ha muerto para llevar a cabo una cruel estratagema: secuestrarla y convertirla en objeto de trueque en el poblado de los Hombres Morsa. Allí la vende a Cuervo, un chamán que ha desarrollado el poder de controlar a los espíritus.

Pese a las adversidades, Kiin encuentra refugio a sus pesares tallando preciosos animales en huesos de ballena mientras aguarda con inquietud que llegue la hora del nacimiento de dos hijos. Uno de su marido y el otro fruto del amor de una noche en brazos del hombre al que ella ama verdaderamente, Samiq¬Ö

Crímenes sorprendentes de la clase alta Argentina

Crímenes sorprendentes de la clase alta Argentina

La plata llama a la plata… la plata llama al crimen‚Ķ y el crimen llama a su m√°s conspicuo narrador. Ricardo Canaletti busca esta vez en los bolsillos de los trajes importados, se mete en las alcobas de palacetes y en los livings de los barrios cerrados, escucha las conversaciones de los banquetes y recorre los pasillos del poder para contar esas historias que los ricos se esmeraron por ocultar con la ayuda de polic√≠as, fiscales y jueces.
Parece desmesurado afirmar que una sociedad también se define por sus crímenes. Sin embargo, los casos relatados por Canaletti lo confirman. Todas las tragedias, las farsas, los dramas que revelan estas crónicas forman parte del ADN argentino.

Crímenes sorprendentes en el Vaticano

Crímenes sorprendentes en el Vaticano

La Iglesia católica habría querido que estos crímenes permanecieran ocultos o que se olvidasen. Pero en los suntuosos salones y frente al altar de la Basílica de San Pedro también se mintió, también se robó, también se mató.

Desde el emperador Constantino hasta el papa Francisco, la Iglesia católica ocultó asesinatos, estafas y sucesos desopilantes. En este libro, Ricardo Canaletti reconstruye los hechos y los narra con el estilo inconfundible y la pasión que lo convirtieron en el periodista de casos criminales más leído de la Argentina.

Canaletti¬†esta vez recorre Alejandr√≠a, Constantinopla, Cirene, Atenas, Lombard√≠a y Roma; consigue fuentes, archivos hist√≥ricos y se remonta a la Antig√ľedad, pero tambi√©n se mete con esc√°ndalos contempor√°neos. A la fil√≥sofa Hipatia, una mujer culta e independiente, la lincharon los fan√°ticos instigados por el poder eclesi√°stico. Otra mujer se sent√≥ en el trono de Pedro y a√Īos despu√©s pari√≥ en plena procesi√≥n. Hubo un papa al que llamaban ‚ÄúSatan√°s‚ÄĚ y otro que hab√≠a sido pirata. Durante la ‚Äúpornocracia‚ÄĚ, los asuntos se resolv√≠an con favores sexuales. Los papas eran padres de papas. Se tortur√≥ hasta la muerte para no pagar deudas. Un sumo pont√≠fice estrangul√≥ a otro, y hubo uno m√°s que llev√≥ a juicio al cad√°ver de su antecesor. En estas p√°ginas est√°n los ‚Äúbanquetes de las casta√Īas‚ÄĚ que organizaba el papa Borgia. Asoman Maquiavelo, Leonardo da Vinci, Giordano Bruno. Y se busca saber qu√© hay detr√°s de la repentina y jam√°s investigada muerte de Juan Pablo I, que se hab√≠a enfrentado a la masoner√≠a y a la corrupci√≥n demostrada con la ca√≠da del Banco Ambrosiano; y tambi√©n de la desaparici√≥n -a√ļn impune- de la jovencita Emanuela Orlandi, que une el atentado de Juan Pablo II con los servicios de inteligencia y las tumbas compradas por la delincuencia.

Crímenes sorprendentes en el Vaticano demuestra en cada caso que al demonio le sientan muy bien los lugares sagrados.

Crímenes sorprendentes de la historia Argentina

Crímenes sorprendentes de la historia Argentina

Recorrido a la Historia argentina por su costado más sórdido, el de la crónica policial. Asaltos, estafas y asesinatos que quedaron en la memoria colectiva por su trascendencia, sus consecuencias o la persistencia del enigma irresuelto desde la época de la Colonia.
Consciente de que un país no se hace sólo con batallas épicas, Ricardo Canaletti busca en las sombras del pasado argentino los hechos y
personajes más curiosos de la crónica policial que conmovieron a la ciudadanía desde los inicios mismos de la Argentina.
Por el lado oscuro de la Historia caminan criminales y jueces, estafadores y polic√≠as, vivillos y detectives. El autor va tras ellos con una prosa que quita el aliento: as√≠ cae sobre un filicida italiano, primer asesino serial criollo, los amantes que comienzan su vertiginosa carrera de asaltantes de bancos con un golpe espectacular en el que se llevan 400 kilos de oro del aeropuerto de Ezeiza, el grupo de ni√Īos cantores que se quedan con el Premio Mayor de la Loter√≠a Nacional o sobre el s√≥rdido polic√≠a empecinado en utilizar la silla el√©ctrica.
En esta historia secreteada de la Argentina aparecen también los grandes nombres, desde Mariquita Sánchez de Thompson que se puso al frente de la primera manifestación de damas en Buenos Aires, reclamando la conmutación de la pena de muerte de Clorinda Sarracán, y hasta al presidente Hipólito Yrigoyen, quien fue engatusado por un falso médico y su método infalible del `trigémino`, motivo de mofa tanguera.
En épocas en que la inseguridad, la corrupción policial y el accionar de los delincuentes son materia de debate cotidiano, Canaletti trae del pasado estos Crímenes sorprendentes de la Historia argentina, donde constan los antecedentes técnicos y el anecdotario, a veces trágico, muchas otras hilarante, de nuestras obsesiones actuales.

El retorno del mundo de Marco Polo

El retorno del mundo de Marco Polo

A finales del siglo XIII, Marco Polo emprendió un largo viaje hacia Oriente, siguiendo una Ruta de la Seda por la que Europa extendería su influencia. En las primeras décadas del siglo XXI, el sentido de esta ruta está cambiando y el poder en el escenario internacional se está moviendo. Nuevas potencias emergentes luchan por imponerse, mientras que los países que antiguamente dominaban el mundo se enfrentan a nuevos desafíos.
Con su habitual clarividencia, Robert D. Kaplan analiza en esta recopilación de artículos el mundo que nos espera: desde las difíciles decisiones deberá tomar Estados Unidos en un futuro próximo hasta los dilemas de la Unión Europea, pasando por los movimientos estratégicos de países como Irán o India, o por el puente que está construyendo China hacia Europa.

Una larga noche

Una larga noche

Durante m√°s de un siglo, en todo momento, ha habido al menos un campo de concentraci√≥n en funcionamiento en alg√ļn lugar del mundo. Al principio, los campos se utilizaron como parte de la estrategia militar, pero con el paso de los a√Īos fueron evolucionando en la dimensi√≥n de sus consecuencias y en el salvajismo con que los gobiernos los utilizaron. Ya bien entrado el siglo xxi, mientras seguimos calculando la magnitud y el horror del Holocausto, la Historia nos recuerda que hemos roto la promesa del ¬ęnunca m√°s¬Ľ.

Con este estremecedor trabajo, basado en documentos, registros, archivos y entrevistas realizadas por todo el mundo, Andrea Pitzer pone de manifiesto por primera vez la historia cronol√≥gica y geopol√≠tica de los campos de concentraci√≥n. Partiendo de la √ļltima d√©cada del siglo xix, la autora documenta este tipo de centros en todo el mundo y a lo largo de m√°s de cien a√Īos. Desde Filipinas y Sud√°frica, en las primeras d√©cadas del xx, al gulag sovi√©tico y los campos de detenci√≥n en China y Corea del Norte durante la Guerra Fr√≠a, los sistemas de campos de concentraci√≥n se han utilizado como herramientas para la ¬ęrelocalizaci√≥n¬Ľ civil y, sobre todo, para la represi√≥n pol√≠tica. A menudo se han justificado como una medida para proteger a una naci√≥n, e incluso para salvaguardar la integridad de los internos, pero en realidad siempre han sido emplazamientos brutales e inhumanos que han acabado con la vida de millones de personas.

A partir de testimonios de primera mano, con una investigaci√≥n meticulosa y haciendo gala de una gran erudici√≥n hist√≥rica, Andrea Pitzer saca a la luz los or√≠genes de este espantoso fen√≥meno, escudri√Īando y revelando finalmente la terrible herencia de los campos: atrocidades impensables, la fortaleza de los supervivientes e incluso los momentos √≠ntimos y privados que tambi√©n fueron parte de la vida en los campos de concentraci√≥n durante el siglo pasado.

El pa√≠s de los sue√Īos perdidos: Historia de la ciencia en Espa√Īa

El pa√≠s de los sue√Īos perdidos: Historia de la ciencia en Espa√Īa

La m√°s ambiciosa historia de la ciencia en Espa√Īa, imprescindible para comprender nuestro presente cient√≠fico y planificar el futuro.
En esta obra monumental, largamente necesitada, el profesor y miembro de la Real Academia Espa√Īola Jos√© Manuel S√°nchez Ron analiza, e interpreta, la historia de la ciencia que se hizo en Espa√Īa desde el siglo VII, cuando Isidoro de Sevilla escribi√≥ sus Etimolog√≠as, hasta la promulgaci√≥n de la denominada `Ley de la Ciencia` en 1986.
A lo largo de los siglos, no han faltado espa√Īoles capaces de apreciar el valor de la ciencia, entendida como un sue√Īo al que merece la pena dedicarse, por su valor intr√≠nseco, como el mejor instrumento de que disponemos para entender todo lo que nos rodea, pero tambi√©n por su innegable utilidad para facilitarnos la vida. Esta es la historia de todas esas personas -y de las instituciones en que trabajaron-, que, condicionadas por la situaci√≥n pol√≠tica, econ√≥mica, militar o social del pa√≠s, se dedicaron a la ciencia y vivieron momentos de esperanza pero tambi√©n de frustraci√≥n, al comprobar que sus sue√Īos se hab√≠an perdido, que despertaban en un pa√≠s que no era el que ellos hab√≠an deseado. Escrito con una prosa admirable, El pa√≠s de los sue√Īos perdidos nos habla del ayer, pero tambi√©n de un ma√Īana que los espa√Īoles deber√≠an esforzarse en construir.

El tren de la muerte

El tren de la muerte

El tren de la muerte fue la primera gran matanza p√ļblica de civiles de nuestra guerra. El 12 de agosto de 1936 un tren procedente de Ja√©n era inmovilizado por grupos de milicianos en un apeadero cercano a Vallecas. Sus pasajeros, m√°s de doscientos hombres y una mujer, detenidos en la provincia andaluza por su filiaci√≥n pol√≠tica de derechas o su catolicismo, ya que el principal de ellos era el obispo de Ja√©n, estaban siendo conducidos a la c√°rcel de Alcal√° de Henares. Ante la presi√≥n de los milicianos, el gobierno accedi√≥ a que los presos fueran fusilados. S√≥lo lograron escapar unos pocos que m√°s tarde contaron su espeluznante historia.
Santiago Mata ha llevado a cabo una exhaustiva investigaci√≥n, ci√Ī√©ndose a los documentos y a los hechos, y ha entrevistado a uno de los supervivientes, para lograr explicar qu√© ocurri√≥ exactamente y por qu√© m√°s tarde el bando franquista prefiri√≥ olvidar este terrible episodio.
Como dice Stanley G. Payne en el pr√≥logo, este libro no construye ninguna ¬ęmemoria¬Ľ subjetiva, sino que presenta los datos de la historia misma.

Salud mortal

Salud mortal

A lo largo del tiempo se han ido sucediendo en el mundo los sistemas de gobierno más diversos: desde la tiranía ejercida por un reyezuelo local, pasando por la aristocracia de la fuerza o el dinero, la oligarquía o la monarquía, hasta llegar a las más variadas formas de democracia. Pero cuando las circunstancias mundiales hicieron que la salud llegase a ser el bien más preciado, una sola forma de gobierno se impuso: la poliarquía ejercida por la clase médica.
En la Espa√Īa del siglo XXI, los anteriores sistemas de gobierno han sido sustituidos por una oligarqu√≠a m√©dica, en la que s√≥lo los titulados en Medicina y Cirug√≠a pueden acceder al poder y ocupar los puestos m√°s altos. Pero esta ¬ęrevoluci√≥n de la salud¬Ľ tiene su oponente: las BAE (Brigadas Antim√©dicas Espa√Īolas), que constituyen una contrarrevoluci√≥n violenta y despiadada.

Dioses y robots:  mitos, m√°quinas y sue√Īos tecnol√≥gicos en la antig√ľedad

Dioses y robots: mitos, m√°quinas y sue√Īos tecnol√≥gicos en la antig√ľedad

Adrienne Mayor, autora de obras como Mitr√≠dates el Grande, Amazonas o Fuego griego, flechas envenenadas y escorpiones se atreve ahora con la fascinante y jam√°s contada historia de c√≥mo el mundo antiguo imagin√≥ robots y otras formas de vida artificial, e incluso de c√≥mo invent√≥ aut√≥matas. Aut√≥matas m√≠ticos aparecen en las leyendas de Jas√≥n y los argonautas, Medea, D√©dalo, Prometo y Pandora, y, al menos ya desde Homero, los griegos imaginaron sirvientes rob√≥ticos y estatuas animadas, y tambi√©n versiones de nuestra inteligencia artificial. Seg√ļn las leyendas indias, las reliquias de Buda eran custodiadas por guerreros androides, que sabemos copiaban dise√Īos grecorromanos de aut√≥matas reales. De hecho, muchas m√°quinas animadas, ciertamente sofisticadas, fueron construidas en la Antig√ľedad, alcanz√°ndose el cl√≠max de su invenci√≥n con toda una serie de aut√≥matas dise√Īados en Alejandr√≠a, el primer Silicon Valley. Dioses y robots es un relato pionero sobre las m√°s tempranas expresiones del impulso humano para crear vida artificial y jugar a ser dioses, que demuestra, adem√°s, que detr√°s de la ciencia siempre ha estado la imaginaci√≥n.

Amazonas: guerreras del mundo antiguo

Amazonas: guerreras del mundo antiguo

Las amazonas, esas fieras mujeres que habitaban en los confines del mundo conocido, fueron las `m√≠ticas` guerreras archienemigas de los antiguos griegos. Pero, ¬Ņes adecuado emplear `m√≠ticas`? ¬ŅQui√©nes fueron en realidad esas intr√©pidas luchadoras que se entregaban a la guerra, la caza y la libertad sexual? ¬ŅExistieron realmente o fueron solo un arquetipo de la otredad en la cosmovisi√≥n griega?
En este extenso y profusamente ilustrado libro, finalista del National Book Award, Adrienne Mayor de la que Desperta Ferro Ediciones ya ha publicado su apasionante biografía de Mitrídates el Grande revela detalles íntimos y sorprendentes así como nuevas informaciones acerca de las mujeres de carne y hueso de las estepas eurasiáticas que el mundo clásico conocería como amazonas, para demostrar que estas guerreras no eran tan solo fruto de la imaginación helénica.
A partir de la combinación del análisis de los mitos clásicos y su arte con las tradiciones de la estepa euroasiática y la Arqueología, Amazonas es el primer relato integral acerca de estas aguerridas mujeres, plasmadas en la mitología y la historia a lo largo y ancho del mundo antiguo, desde el mar Mediterráneo hasta la Gran Muralla china. Una obra que rompe estereotipos vivos hoy en día pero también los de hace más de dos milenios.

Fuego Griego. Flechas envenenada y escorpiones

Fuego Griego. Flechas envenenada y escorpiones

Armas de destrucci√≥n masiva, ataques con √°ntrax, temor ante envenenamientos masivos por parte de grupos terroristas… Aunque el miedo a la guerra bioqu√≠mica puede parecer muy moderno, su uso viene ya de antiguo, como explica Adrienne Mayor en este estimulante y original ensayo, que revela que casi todas las armas biol√≥gicas y qu√≠micas actuales cuentan con un prototipo antiguo: flechas venenosas, agua, comida y aire envenenados, g√©rmenes y pat√≥genos, estupefacientes y sustancias hipn√≥ticas, armas zool√≥gicas, elementos incendiarios…
Mayor, autora de √©xitos como Mitr√≠dates el Grande o Amazonas, Guerreras del mundo antiguo, contin√ļa en este libro haciendo gala de su particular estilo y su incisiva capacidad investigadora, que la han convertido en una de las historiadoras m√°s rompedoras de la Antig√ľedad. Con las ra√≠ces mitol√≥gicas de la guerra biol√≥gica y qu√≠mica como punto de partida, aborda el tema desde una erudici√≥n desenfadada y √°gil, que mezcla su conocimiento del mundo cl√°sico con paralelos etnogr√°ficos y la vista siempre puesta en la actualidad contempor√°nea, para plantear tambi√©n los dilemas morales que el uso de este tipo de armas sigue suponiendo hoy. Elementos para la reflexi√≥n en una obra que nos acerca a los lejanos or√≠genes de una carrera armament√≠stica que ha llevado a la humanidad a convertirse en la √ļnica especie capaz de plantear su propia autodestrucci√≥n.

Cabezas cortadas y cad√°veres ultrajados

Cabezas cortadas y cad√°veres ultrajados

Las¬†cabezas cortadas, la mutilaci√≥n del cad√°ver¬†del enemigo y la captura de trofeos macabros no es un fen√≥meno que, por desgracia, podamos acotar en el tiempo, arroj√°ndolo a momentos pret√©ritos y m√°s oscuros que nuestro siglo XXI. Al contrario, se trata de un comportamiento, a menudo ritual, que aparece casi ubicuo a lo largo de la Historia, y en sociedades muy diversas, desde la¬†antigua Asiria¬†al actual Irak, desde esos celtas que guardaban con mimo cr√°neos embalsamados a las calaveras japonesas que los norteamericanos atesoraban durante la¬†Segunda Guerra Mundial, de los sacrificios humanos de las culturas mesoamericanas al¬†c√≥digo samur√°i,¬†de las pir√°mides de cabezas tim√ļridas a las abominables matanzas de los narcos en M√©xico o del ISIS en estos tiempos que nos ha tocado vivir.

El profesor Francisco Gracia Alonso, catedrático de Prehistoria en la Universidad de Barcelona, autor de libros como Furor Barbari. Celtas y germanos contra Roma, La guerra en la Protohistoria o El tesoro del Vita: la protección y el expolio del patrimonio histórico arqueológico durante la Guerra Civil, además de miembro del consejo editorial y colaborador habitual de Desperta Ferro Antigua y Medieval y Desperta Ferro Historia Moderna, se vale de las fuentes, del análisis antropológico y de la arqueología del conflicto para abordar en Cabezas cortadas y cadáveres ultrajados una faceta tétrica del comportamiento humano, pero que no por ello dejó de estar muchas veces normalizada, como es la profanación del cadáver del enemigo caído.
Un estudio de este fenómeno desde sus diversos parámetros culturales, religiosos y éticos que permiten intentar explicarlo, inserto en discursos de poder y de memoria, de escarnio del vendido y de ejercicio del terror, en un recorrido diacrónico que nos asoma al rostro más negro de la psique humana, allí donde laten con violencia las pulsiones de Tánatos.

De Pav√≠a A Rocroi: Los tercios espa√Īoles

De Pav√≠a A Rocroi: Los tercios espa√Īoles

Siempre mal pagados, siempre blasfemando bajo los coletos atravesados por una cruz roja, los tercios enmarcan con sus picas un periodo fulgurante de la historia de Espa√Īa, para acabar muriendo bajo sus banderas desgarradas en una larga agon√≠a en los campos de batalla europeos y, de forma m√°s dolorosa, en la memoria de sus compatriotas. De ah√≠ el colosal aporte historiogr√°fico que supuso la publicaci√≥n en 1999 de De Pav√≠a a Rocroi. Los tercios de infanter√≠a espa√Īola en los siglos XVI y XVII, de Julio Albi de la Cuesta, una obra seminal que recuperaba del olvido a `aquellos hombres que fueron tan famosos y temidos en el mundo, los que avasallaron pr√≠ncipes, los que dominaron naciones, los que conquistaron provincias, los que dieron ley a la mayor parte de Europa`.
Desperta Ferro Ediciones reedita este cl√°sico imprescindible e imperecedero que plantea un recorrido por la historia de los tercios, c√©lebres soldados de Infanter√≠a de la Monarqu√≠a Hisp√°nica, desde sus or√≠genes y nacimiento en los albores de la modernidad hasta su injustificada transformaci√≥n con el cambio din√°stico a comienzos del siglo XVIII, por su organizaci√≥n, armamento y t√°cticas, por la vida cotidiana, el esp√≠ritu de cuerpo y la disciplina y, por supuesto, por su experiencia de combate ya en los mort√≠feros campos de batalla, ya en las penosas trincheras de asedio, ya en los traicioneros puentes de las armadas. Y lo hace imprimiendo su sello de marca, dotando a De Pav√≠a a Rocroi. Los tercios espa√Īoles de v√≠vidas im√°genes y detallada cartograf√≠a hist√≥rica ausentes en la edici√≥n original.

¬°Espa√Īoles A Marruecos! : La guerra de √Āfrica 1859-1860

¬°Espa√Īoles A Marruecos! : La guerra de √Āfrica 1859-1860

Cargas de coraceros con refulgentes cascos met√°licos, agrestes cabile√Īos, de chilabas rayadas, lanceros con multicolores banderolas, la legendaria Guardia Negra, azul y roja, audaces cornetas, casi ni√Īos, bellas hebreas, presidiarios encadenados, como salidos de Los miserables, h√ļsares, blancos y celestes, a√©rea caballer√≠a marroqu√≠, envuelta en jaiques fantasmales, misteriosas ciudades santas, arias de Bellini cantadas a la luz de las hogueras por oficiales sentimentales, zocos abigarrados, curtidas cantineras vestidas a la amazona, rev√≥lver en cinto, Prim tonante, en los Castillejos, caravanas ondulantes de camellos, ataques a la bayoneta con banderas desplegadas, al comp√°s de m√ļsicas y charangas… Por estos y otros aspectos la Guerra de Marruecos de 1859-1860 ha pasado a la historia con el nombre de `Guerra Rom√°ntica`, car√°cter que comparte la misma denominaci√≥n oficial, Guerra de √Āfrica, que desorbita el √°mbito de las operaciones que se llevaron a cabo, para darles una dimensi√≥n continental. Junto a todo eso existe, sin embargo, otro rostro no tan evocador, el de una campa√Īa improvisada, lanzada en la peor √©poca del a√Īo y con medios navales insuficientes, soldados ateridos, mal cobijados en tiendas dise√Īadas para resguardar del sol, no para proteger de las constantes lluvias, y batallas in√ļtiles y costosas. Y siempre, la sombra del c√≥lera insidioso, matando a diestro y siniestro, m√°s feroz que las balas, que envi√≥ a miles de hombres a la tumba, o a hospitales donde con frecuencia agonizaban olvidados en el suelo, sobre un mont√≥n de paja podrida.
En ¬°Espa√Īoles, a Marruecos! La Guerra de √Āfrica 1859-1860, Julio Albi de la Cuesta retrata con maestr√≠a esta dicotom√≠a, porque si la guerra fue indiscutiblemente popular, miles de espa√Īoles pagaron para no ir a ella, si concit√≥ consensos de todos los partidos, la unanimidad dur√≥ poco, si obtuvo ciertas ventajas, gener√≥ decepciones, y si se derroch√≥ bravura, sobraron imprudencias censurables.

Los √ļltimos tercios: El ej√©rcito de Carlos II

Los √ļltimos tercios: El ej√©rcito de Carlos II

La tradici√≥n nos presenta el reinado de Carlos II como una √©poca marcada por los desastres, con la Espa√Īa del √ļltimo Austria en plena crisis, sumida en la decadencia e incapaz de defender sus posesiones contra las agresiones de sus enemigos. Sin medios, con unas fuerzas armadas rid√≠culas, mandadas por generales incompetentes, col√©ricos y vanidosos, el poderoso imperio se hab√≠a reducido a poco m√°s que un pobre cuerpo carcomido, enfermo, que esperaba su sombr√≠o final. Ante este cuadro nos surge una pregunta: ¬Ņfue en realidad el reinado de Carlos II tan nefasto como la historiograf√≠a tradicional nos ha dado a entender hasta ahora? Los √ļltimos tercios. El Ej√©rcito de Carlos II de Davide Maffi, uno de los mayores expertos en los ej√©rcitos de la Espa√Īa imperial, nos sit√ļa en una √©poca de grave crisis en la que las capacidades de la Monarqu√≠a Hisp√°nica se hallaban muy lejos del cl√≠max del reinado de los Austrias mayores, pero en la que, a pesar de las dificultades, las fuerzas de la Corona demostraron mantener una capacidad notable que le hicieron merecer el respecto de los adversarios y el de los aliados. La aportaci√≥n militar hispana, desgranada punto por punto en este trabajo, result√≥ fundamental para frenar las ambiciones de la Francia de Luis XIV y el ej√©rcito de Carlos II se revel√≥, en √ļltima instancia, como una fuerza en constante evoluci√≥n en consonancia con la √©poca. Adem√°s de trazar un minucioso recorrido por las grandes contiendas de la √©poca y las vastas fronteras de la Monarqu√≠a, de Flandes a Berber√≠a y de N√°poles a Am√©rica, en Los √ļltimos tercios. El Ej√©rcito de Carlos II Maffi profundiza en los entresijos del ej√©rcito del √ļltimo Austria, desde el reclutamiento en los distintos reinos de la Monarqu√≠a y la oficialidad profesional hasta la organizaci√≥n, las t√°cticas y el armamento de las tropas, sin olvidar los aspectos fundamentales sobre el arte de la guerra en una √©poca de cambios.