El despertar del alma

El despertar del alma

Dioniso y Ariadna: Mito y misterio
Pocos motivos hay tan poderosos en la historia del pensamiento, las artes y las letras como el de la princesa Ariadna, abandonada mientras duerme en la isla de Naxos y despertada por un dios, Dioniso, que la convertir√° en su esposa y le otorgar√° una apoteosis inolvidable.
En la Grecia antigua, Dioniso ocupaba un lugar ambivalente entre las divinidades griegas más importantes para la comunidad. Encarnaba la reconciliación y la cohesión colectiva pero también el éxtasis que hacía perder al ser humano la conciencia individual, acercándose al gran misterio del mundo. Entre lo visible y lo invisible, los márgenes y el centro, lo masculino y lo femenino, lo humano y lo divino, el papel crucial de Dioniso se confirma asimismo en su recepción moderna, sobre todo desde Nietzsche. Pero el poliédrico dios se resiste a menudo a las muchas racionalizaciones, de ayer y hoy, que se han intentado hacer de él.
Este libro se propone indagar en Dioniso, a través de Ariadna, especialmente en lo que tiene de relevante para el hombre actual, y en su influencia en la literatura, el arte y el pensamiento. Aun hoy sus mitos evocan el intento siempre inasible de comprender el misterio tras la experiencia humana, como encarna el episodio del despertar de Ariadna.

Las bodas de Cadmo y Harmonía

Las bodas de Cadmo y Harmonía

De c√≥mo Zeus, en forma de toro blanco, rapt√≥ a la princesa Europa, Teseo abandon√≥ a Ariadna, Dionisio viol√≥ a Aura, Apolo fue siervo de Admeto, por amor, el simulacro de Helena apareci√≥, junto al de Aquiles, en la isla de Leuk√©, Pen√©lope conquist√≥ a Hipodam√≠a, Cor√≥nide, pre√Īada por Apolo, lo traicion√≥ con un mortal, las Danaides cortaron la cabeza a sus esposos, Aquiles mat√≥ a Pentesilea y se uni√≥ a ella, Orestes luch√≥ con la locura, Dem√©ter vag√≥ en busca de su hija Core, Core mir√≥ a Hades y se vio reflejada en los ojos de √©l, Fedra enloqueci√≥ por Hip√≥lito, Fanse se dej√≥ devorar por Zeus, los Cercopes se rieron de las nalgas de Heracles, la cazadora Cirene se uni√≥ a Apolo en forma de lobo, Zeus decidi√≥ exterminar a los h√©roes, Ulises vivi√≥ junto a Calipso, los Ol√≠mpicos bajaron a Tebas para participar en las bodas de Cadmo y Harmon√≠a…
Las bodas de Cadmo y Harmon√≠a fueron la √ļltima ocasi√≥n en que los dioses del Olimpo se sentaron a la mesa con los hombres para una fiesta. Lo que ocurri√≥ antes de entonces, durante a√Īos inmemoriales, y despu√©s de entonces, durante escasas generaciones, forma el inmenso √°rbol del mito griego.
En Las bodas de Cadmo y Harmon√≠a un soplo de viento vuelve a mover la fronda de ese √°rbol. Como escribi√≥ un antiguo, ¬ęestas cosas jam√°s ocurrieron, pero existen siempre¬Ľ. Contarlas, urdi√©ndolas en sus m√°s m√≠nimos detalles, impone algunas preguntas, que tambi√©n ¬ęexisten siempre¬Ľ: ¬Ņpor qu√© los dioses del Olimpo asumieron figura humana, y por qu√© esa figura? ¬ŅPor qu√© sus historias son tan escandalosas y misteriosas? ¬ŅQu√© es un simulacro? ¬ŅPor qu√© la era de los h√©roes fue breve, convulsa e irrepetible? ¬ŅQu√© hace que Zeus se sienta amenazado? Quiz√° el mito sea una narraci√≥n que solo puede ser entendida narrando. Quiz√° el modo m√°s inmediato para pensar el mito sea el de contar de nuevo sus f√°bulas. Aqu√≠, una luz rasante y n√≠tida las envuelve a todas y las muestra en sus m√ļltiples conexiones como una vasta y liger√≠sima red que se posa sobre el mundo.
Esta f√°bula, a medio camino entre la narrativa y el ensayo, fue un√°nimemente saludada en Italia como uno de los libros mayores de los √ļltimos decenios. En palabras de prestigioso cr√≠tico Pietro Citati: ¬ęLas bodas de Cadmo y Harmon√≠a presupone una cultura inmensa. Calasso ha le√≠do todo lo griego o todo lo que ha tenido que ver con Grecia? El inmenso corpus mitol√≥gico, todos los dioses, los semidioses y los h√©roes y las metamorfosis palpitan, resplandecen y se agreden en cada l√≠nea. Calasso posee la mirada total: el don del √°guila, que domina un ampl√≠simo espacio desde su observatorio, y tambi√©n el de la hormiga, que conoce cada hierba, flor y piedra del propio m√≠nimo terreno? Calasso se ha convertido en un miembro activo que desde Homero conduce hasta no se sabe d√≥nde? Un libro sin aut√©nticos paralelos modernos.¬Ľ